El COI pregunta a los comités nacionales cómo entrenan sus deportistas

Monitoreo

Thomas Bach, presidente del COI
Thomas Bach, presidente del COI / AFP
Afp
21 de marzo 2020 - 16:04

El Comité Olímpico Internacional (COI), presionado para aplazar los Juegos de Tokio 2020 previstos entre julio y agosto debido a la pandemia de coronavirus, ha consultado a los diferentes comités nacionales olímpicos (CNO) sobre el impacto de la crisis sanitaria en la preparación de sus deportistas.

En un formulario titulado "COVID-19 y la preparación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020", al que la AFP ha tenido acceso, el COI pregunta a los comités nacionales de sus diferentes países miembros: "¿Cómo la reglamentación de urgencia ligada con el COVID-19 limita el entrenamiento y la preparación de sus atletas?".

Desde hace varios días, la instancia olímpica, con sede en Lausana, intenta justificar su posición de aguardar acontecimientos, mientras que el balance de fallecidos por coronavirus se multiplica, con las medidas de confinamiento de la población tomándose en muchos países, afectando ahora a 900 millones de personas.

Bajo mayor presión desde la petición de aplazamiento de los Juegos hecha por la Federación Estadounidense de Natación, USA Swimming, a la que a continuación se unió la de atletismo, el COI quiere saber cómo se han adaptado los campos de entrenamiento y los atletas, sin indicar lo que pretende obtener de las respuestas.

USA Swimming alertó que sus nadadores no pueden entrenar normalmente, sin saber si pueden resultar infectados o transmitir ellos la enfermedad.

Este sábado le siguió el presidente de la Federación Estadounidense de Atletismo, Max Siegel, pidiendo al USOPC reaccionar ante el COI.

"Lo correcto y responsable a hacer es priorizar la salud y seguridad de todos y reconocer de forma apropiada los efectos que tiene esta difícil situación y que seguirá teniendo sobre nuestros atletas y sus preparativos para los Juegos Olímpicos", señaló Siegel, reconociendo que "no hay una situación perfecta".

El COI también está bajo presión por el aplazamiento de otras competiciones prestigiosas, como la Eurocopa 2020 o la Copa América 2020, que se disputarán en 2021, o Roland Garros, que ha pasado de mayo a septiembre.

Con un presupuesto de más de 11.000 millones de euros invertidos para las infraestructuras y la organización, 11.000 deportistas del mundo entero y millones de espectadores son esperados en Japón, por lo que el desafío logístico de un aplazamiento sería sin precedentes.

Temas relacionados