¿Cómo le ha ido a Panamá en las últimas tres visitas a Estados Unidos en una instancia final por eliminatoria mundialista?

Estados Unidos vs Panamá

Luis Tejada, jugando durante la eliminatoria camino a Rusia 2018
Luis Tejada, jugando durante la eliminatoria camino a Rusia 2018 / AFP
Claudya Carolina Morales - Periodista
26 de marzo 2022 - 19:25

La historia es lapidaria cuando hablamos de enfrentamientos entre ambos oncenos en suelo norteamericano en la fase final por eliminatorias mundialistas.

Panamá nunca ha podido conseguir puntos fuera de casa en una fase final por eliminatoria cuando el rival de enfrente es Estados Unidos, por lo que el encuentro de este domingo será determinante tomando en cuenta la necesidad que tiene la selección nacional de obtener puntos que le permitan seguir agarrado a la posibilidad de obtener algún boleto para clasificar a Catar.

¿Cómo le ha ido a Panamá en las últimas tres visitas a Estados Unidos en la instancia final por eliminatoria mundialista?

Repasemos la historia:

Estados Unidos 2, Panamá 0 (12 de octubre de 2005)

Panamá iniciaba el proceso mundialista para Alemania 2006 de la mano del colombiano José Eugenio "Cheche" Hernández. Con jugadores como Julio y Jorge Dely Valdés, Joel Solanilla, James Brown y unos jovencísimos Gabriel Torres, Román Torres, Gabriel Gómez, Jaime Penedo y Felipe Baloy, la Sele llegaba a la hexagonal final inexperta y con un estilo de juego poco definido.

Aquel partido contra el onceno norteamericano se jugó en el Foxboro Stadium (hoy llamado Gillette Stadium) en la ciudad de Boston, en el estado de Masssachusset.

Kyle Martino al minuto 51' y Taylor Twellman al 57' anotaron los goles con que el equipo dirigido por Bruce Arena le ganó a la escuadra nacional.

Panamá terminaría la hexagonal final de 2005 en el último lugar con a penas 2 puntos en 10 partidos jugados.

Estados Unidos 2, Panamá 0 (11 de junio de 2013)

Panamá llegó al proceso mundialista para Brasil 2014 con unos hermanos Dely Valdés en la dirección técnica del equipo.

Ya con unos Baloy, Penedo, Tejada, Pérez y Torres consolidados en el combinado nacional y con mucha más experiencia que la vivida en 2005.

El 11 de junio de 2013, Panamá llegaba al compromiso con Estados Unidos en una posición inmejorable, siendo 4to de la tabla de posiciones producto de los empates ante Costa Rica, Jamaica, México y la victoria ante Honduras 2-0 en el Rommel Fernández.

La Sele viajó al CenturyLink Field en Seattle, estado de Washington (hoy llamado Lumen Field). Ante más de 40 mil aficionados, la séptima multitud más grande para un partido clasificatorio a la Copa del Mundo hasta ese momento, las cosas no salieron como lo tenía planeado el cuerpo técnico y Panamá no encontró los espacios ni el fútbol para derrotar al cuadro dirigido por Jurgen Klinsmann.

Jozy Altidore y Eddie Johnson ofrecieron una exhibición a la ofensiva anotando los goles norteamericanos al minuto 36' y 53'.

Para todos es conocido como terminó aquella eliminatoria donde Panamá fue eliminada en el último suspiro, precisamente ante Estados Unidos en un partido que ganaba 2-1 en el Rommel Fernández.

Desafortunadamente para los intereses panameños, dos goles estadounidenses de Graham Zusi y Aron Jóhannsson en los minutos de descuento (92' y 93'), voltearon el resultado a favor de Estados Unidos (2-3), condenando a Panamá al 5to lugar, confirmando su eliminación del Mundial de Brasil 2014 de la manera más dolorosa.

Estados Unidos 4 Panamá 0 (6 de octubre de 2017)

Necesitando una victoria para mantener vivas sus esperanzas en la Copa del Mundo, los estadounidenses desplegaron un espectáculo nunca antes visto en la eliminatoria para recibir a Panamá el 6 de octubre de 2017 en Orlando. Los fuegos artificiales, una enorme bandera que ondeaba en el centro del campo y un estadio abarrotado de fanáticos que no dejaron de alentar en ningún momento fueron parte de la estrategia a la que se aferró el equipo de Klinsmann en ese momento.

Por primera vez en mucho tiempo, Estados Unidos llegaba a esa instancia en apuros y con la obligación de sumar puntos para no dejar escapar la clasificación al mundial.

Se dice que aquel partido lo perdieron los jugadores y no el técnico Hernán "Bolillo" Gómez, pues los jugadores convencieron al profesor de dejarles jugar como ellos querían y no como el colombiano había planificado el encuentro.

El mediocampista de diecinueve años en aquel entonces, Christian Pulisic, encendió a Estados Unidos con un gol tempranero al minuto 8'.

El portero Tim Howard inició la secuencia con un saque de meta que Bobby Wood cabeceó hacia adelante. Altidore tomó la posesión y le pasó el balón a Pulisic, quien saltó para evitar el desafío de Román Torres y aceleró hacia la portería.

Pulisic obligó a Jaime Penedo a salir de su línea y saltó sobre el brazo extendido del portero. Vencido, Pulisic remató el balón en una potería vacía para tomar ventaja.

Once minutos después, el mismo Pulisic engañó a Michael Amir Murillo antes de encontrar a Jozy Altidore. El delantero dividió a los dos centrales (Román y Baloy) y anotó desde cinco metros para ampliar la ventaja 2-0.

Al minuto 43' con una defensa totalmente superada, Bobby Wood recibió una falta en el área chica, que el árbitro decretó como pena máxima. Altidore se encargó de cobrar el tiro penal y extender la dolorosa ventaja 3-0.

Con el partido ya sentenciado, el cuadro nacional intentó frenar como pudo el ataque de Estados Unidos, previendo que la diferencia de goles jugaría un papel importante en el último partido de aquella eliminatoria.

Con todo y eso, Bobby Wood anotaría el cuarto al minuto 63' para ponerle cifras definitivas a un encuentro donde todo salió mal.

Con todo en contra, Panamá llegó al último partido con un rayito de esperanza que se traducía en ganarle a Costa Rica en casa y que Estados Unidos perdiera en Trinidad y Tobago para clasificar a Rusia.

El destino por primera vez se puso de nuestro lado y aquella historia terminó con un final feliz para cuatro millones de panameños con un gol que ya es histórico.

Ahora, volvemos a encontrarnos con el mismo rival y con la misma necesidad de sumar puntos.

Si te lo perdiste
stats