TVN plus En vivo

Cáncer de próstata en Panamá: estadísticas, tratamientos y recomendaciones

Cáncer de próstata

Oriel González, jefe del servicio de Urología del ION en medio de una consulta en el ION .
Oriel González, jefe del servicio de Urología del ION en medio de una consulta en el ION . / Cortesía.
Urania Molina - Corresponsal digital
25 de julio 2021 - 08:27

Ciudad de Panamá/En los primeros cinco meses de este año se detectaron en el Instituto Oncológico Nacional (ION) 70 casos nuevos de cáncer de próstata, una cifra que representa el 33.43% de los 209 que se diagnosticaron el año pasado según reveló un informe estadístico de este centro hospitalario.

Este no precisó el avance que en los nuevos enfermos tenía la enfermedad, pero es un hecho real que entre más temprano se descubra la enfermedad mayor será la posibilidad de alcanzar el éxito en los tratamientos que se utilicen para erradicarla.

En hospitales como el ION la probabilidad de curación de un paciente al que se le detectó la enfermedad en una etapa temprana supera el 95% como resultado de los avances alcanzados en cirugías y fármacos para destruir células cancerosas.

Cáncer de próstata en cifras

El cáncer de próstata es una enfermedad en la que se forman células malignas en los tejidos de la próstata, una glándula que dentro del aparato reproductor masculino se ubica debajo de la vejiga y delante del recto, el cual según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) provoca unas 85,000 muertes de varones por año en la región de las Américas.

En 2017, la OPS también dio cuenta de que cada año se detectan 413,000 nuevos casos en este continente, siendo los países del Caribe Jamaica, Barbados y Trinidad y Tobago los que mantienen las tasas más altas de esta enfermedad.

No obstante, Panamá no es ajena a la enfermedad asociada a estilos de vida, edad y factor genético hereditario. El reporte del ION reveló que desde el 2016 hasta los primeros cinco meses de este año se detectaron 1,598 casos nuevos de la enfermedad. Hasta mayo de 2021 diagnosticaron 70 casos, en el 2020 (209), 2019 (369), 2018 (340), 2017 (302) y 2016 (308).

Mientras en el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS) la detección de esta patología es la causa de 150 y hasta 200 intervenciones quirúrgicas anuales.

El especialista en Urología, Ramón Rodríguez Lay, aseguró que el cáncer de próstata no cede terreno en ser el puntero y el líder de los diagnósticos en los cánceres que afectan a la población masculina, por eso apuntó a la detección temprana de la enfermedad como fórmula para curar y prolongar la vida de los afectados.

El urólogo, Rodríguez Lay, explicó que los avances tecnológicos les permitió afinar la técnica quirúrgica y el tratamiento con medicamentos en las etapas específicas.

Los avances tecnológicos lo único que permite a los científicos es mejorar el enfoque en diagnóstico, tratamiento y sobrevida de los pacientes”, dijo.

En el mismo orden de ideas destacó que ahora para el cáncer de próstata está la medicina de precisión que es aquella donde se toma al paciente con este "agresivo" tumor y les hacen las pruebas moleculares para determinar la droga que se le debe dar primero.

El médico comentó que la medicina de precisión es lo último en tratamientos. “Es un traje de sastre hecho a su medida. Cuando se hace esta medicina de precisión es para un grupo específico de pacientes”, pero recalcó que lo más importante es acudir a hacerse las pruebas para detectar o descartar la enfermedad a la edad recomendada debido a que en las primera etapa no muestra ningún signo de alerta.

La recomendación del médico para la población masculina es que todo hombre mayor de 40 años de edad debe “tomarse un tiempito” para hacerse la prueba de antígeno prostático específico (PCA), la cual se realiza con una muestra de sangre y acudir a la consulta de un urólogo para recibir una evaluación a través de un tacto rectal, el cual es un procedimiento rápido que causa algo de incomodidad, pero no dolor.

Salva vidas”, enfatizó el médico quien además lamentó que por los inconvenientes que presentaron los servicios de atención y seguimiento de los pacientes como consecuencia de la pandemia de la COVID-19 el año pasado “tristemente ahora estamos diagnosticando los casos en etapas más avanzadas de la enfermedad porque la gente perdió el hábito de hacerse sus chequeos anuales”.

Igual, no pierde la esperanza de salir fortalecidos de esta pandemia y volver a los diagnósticos que tenían antes de que el SARS-CoV-2 invadiera el mundo porque aseguró que en “términos generales el varón panameño es bastante educado y sabe cuidar de su salud”.

Hace dos o tres años hacíamos de 150 a 200 operaciones en pacientes con cáncer localizado de próstata, pero indudablemente la pandemia trastocó todos estos números. Sin contar con los pacientes que se mandan a radioterapia o los que se encuentran en estado avanzado de la enfermedad a los que se les mandan otros tratamientos”, indicó.

Añadió que el tema sanitario actual es impredecible y fluctuante y está muy ligado a los hábitos de las personas. “El momento que vivimos es un tema muy complejo, muy difícil que ha afectado a los pacientes que tienen cáncer porque les ha avanzado la enfermedad por la ausencia o el apego de ir al médico a hacerse los diagnósticos oportunos”, señaló.

El jefe del Servicio de Urología del ION, Oriel González, se sumó a lo expresado por Rodríguez Lay sobre la importancia que tiene detectar el tumor maligno de próstata en su etapa inicial, lo cual solo se logra con un examen de antígeno específico prostático (PCA) que aunque no es específico para detectar un tumor maligno sí muestra una patología de la próstata, así como una evaluación a través del tacto rectal.

El médico se refería a que este tipo de cáncer se tiene que buscar, porque al igual que otros tumores malignos, una de sus características es que en las etapas iniciales no da ningún tipo de síntomas e hizo hincapié en los antecedentes familiares, porque se sabe que esta patología tiene un componente genético hereditario importante, además de factores ambientales que también entran en juego en su aparición y desarrollo. Con enfermos de cáncer de próstata en la historia familiar las revisiones deben empezar entre 40 y 45 años de edad. En el caso contrario se puede esperar hasta los 50 años de edad.

Si no tiene antecedentes de cáncer de próstata específicamente de este tipo de cáncer en la familia puede empezar a los 50 años de edad, porque es una buena edad para hacerlo”, dijo el especialista.

Alertas y tratamientos

Los especialistas de la CSS y el ION coinciden en expresar que este tumor, en su etapa inicial no muestra síntomas, pero en algunos pacientes hay manifestaciones en la emisión del orine a los cuales les debe prestar la debida atención.

Entre estas manifestaciones están los cambios en el chorro de la orina, es decir que perdió fuerza o calibre o más específico el caño se transformó en un chorrito delgadito, un aumento en la frecuencia para ir a orinar tanto en la noche como el día porque tener la sensación de que no termina de vaciar la vejiga, problemas con la erección, eyaculación con sangre o presencia de está en la orina.

González expresó que en el ION los tratamientos están ligados a la etapa en la que se detecta la enfermedad.

En relación a los tratamientos para erradicar el mal o prolongar la vida y su calidad a los pacientes, González expresó que cuando se detecta en la etapa inicial y el paciente tiene un estado físico adecuado les ofrecen las alternativas quirúrgicas porque el ION cuenta con modalidades como la laparoscópica, abierta y además, existen proyectos a largo plazo para comenzar a hacer robóticas.

Agregó que existen pacientes en etapa inicial que no desean una intervención quirúrgica por lo que le ofrecen otras modalidades de tratamientos con fines de curación con los que cuenta la institución como es la radioterapia, la cual tiene un porcentaje de éxito alto porque cuentan con equipos bastante específicos para aplicarla. En los casos avanzados se ofrece quimioterapia para prolongar la vida y su calidad porque no es con fines curativos, sino para paliar al máximo el dolor.

Cuando detectan la enfermedad a tiempo tanto en el servicio de Servicio de Urología Oncológica como de Radioterapia Radical el éxito de curación supera el 95%", dijo el médico, quien reiteró la importancia de acudir a revisarse anualmente.

Un servicio que no se detuvo a pesar de la pandemia

A diferencia de la CSS en la que Rodríguez Lay manifestó que la pandemia afectó tanto la atención como las cirugías en el servicio de Urología, en el ION el panorama fue diferente.

Según explicó González el hospital no dejó de trabajar ningún día, lo que permitió seguir con la atención de los pacientes que acudían a la consulta externa.

Un dato obtenido en la página web de este centro hospitalario reveló que en tiempos de pandemia en el Servicio de Urología Oncológico se atendieron 578 casos de cáncer de próstata en los años 2019 – 2020. La población más afectada estaba entre los 60 y 69 años de edad.

Además, se evaluaron 3,032 consultas por cáncer urológico y se efectuaron 1,255 instrumentaciones endoscópicas con fines diagnósticos y terapéuticos, desde inicio de la pandemia hasta la actualidad.

Si te lo perdiste
stats