Cáncer en Panamá Oeste: historias de lucha, estadísticas y el plan de las autoridades

Prevención de cáncer

La unidad familiar es clave para los pacientes con cáncer.
La unidad familiar es clave para los pacientes con cáncer. / Pixabay.
Urania Molina - Corresponsal digital
13 de octubre 2022 - 00:43

El mes de la “Prevención del Cáncer de Mama” comenzó el pasado 1 de octubre. Como todos los años es un tiempo dedicado a concienciar a la población femenina y masculina sobre la importancia de hacerse chequeos anuales, así como auto examinarse periódicamente para poder detectar a tiempo una enfermedad que ocupa el primer lugar en atención y muerte por tumores malignos. 

Así lo revelan las estadísticas del Instituto Oncológico Nacional (ION) y el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) de la Contraloría General de la República.

De acuerdo a los números de atenciones en el ION en 2019 se atendieron 4,541 pacientes por tumores malignos de los cuales 976 lo hicieron por cáncer de mamá. Un año después en 2020 los casos de cáncer llegaron a 3, 611 con 765 de mama. Para el 2021 las consultas llegaron a 4,780 y dentro de ellas, 989 eran por tumores malignos de mama, mientras hasta el pasado mes de agosto la cantidad de personas atendidas llegaron a 2,814, donde 570 fueron por cáncer de mama.

Con actividades como el encendido de luces en las instituciones públicas, confecciones de murales informativos, caminatas y docencias a profesionales y público en general las autoridades sanitarias buscan sensibilizar sobre una enfermedad que aunque no discrimina sexo, raza y últimamente tampoco edad, se puede superar cuando se descubre en etapas tempranas.

Un diagnóstico de cáncer de mama no es la muerte

Una experiencia que vivió hace 23 años, Angela Medina Samaniego, a quien le detectaron un tumor maligno de mama en etapa dos en el seno derecho cuando tenía 41 años de edad. En ese momento estaba casada y tenía dos hijos, una adolescente y un universitario.

Hoy a los 64 años de edad pudo desarrollarse profesionalmente; ver a sus hijos graduados, formar sus propios hogares, nacer y crecer a sus nietas.

No obstante, esa experiencia también le dio la oportunidad de hablar a otras personas de la importancia de conocer y escuchar las señales que manda el organismo cuando algo no está bien. Un mensaje que transmitió por aproximadamente 11 años a los estudiantes del Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano – sede de La Chorrera - donde laboró hasta que no le renovaron su contrato.

Hospital Nicolás A. Solano de La Chorrera
Hospital Nicolás A. Solano de La Chorrera / Cortesía

Angela transmitió su vivencia porque pasó tres meses sintiendo que algo anormal ocurría en su cuerpo. Era una “sensación extraña” que todavía hoy no alcanza a describir, pero que la llevó a buscar la atención ginecológica que a la postre le permitió descubrir la enfermedad cuando se encontraba en las primeras etapas de evolución.

“Tenía 41 años de edad cuando me lo descubrieron. Todo ser humano debe conocer su cuerpo por fuera y por dentro. Estuve prácticamente sintiendo que algo en mi interior estaba cambiando. No podía explicar que me pasaba, Me sentía rara, cansada, con cambios cerca del periodo menstrual”, dijo Angela, quien además aseguró “me siento una ganadora”.

Entre el tiempo que decidió ir al médico, recibió el diagnóstico y la operaron pasaron cuatro meses. El próximo 7 de noviembre cumplirá los 23 años de la operación. En el ION recibió cuatro quimioterapias y 35 radioterapias, pero a pesar de las dos décadas que pasaron desde que le descubrieron la enfermedad, todavía no la dan de alta. Todos los años acude al ION a revisarse.

Angela es del criterio de que el mundo no termina con un diagnóstico de cáncer, por el contrario, hay que enfrentarlo con entereza y fuerza de voluntad. “Se trata de una guerra donde el apoyo de la familia es bien importante”, señaló.

Su vivencia la llevó además de dar las charlas a apoyar a las personas con estos padecimientos. En la adolescencia lo hizo con su abuela quien sobrevivió 22 años a la enfermedad.

Instituto Oncológico Nacional
Instituto Oncológico Nacional

El director provincial de Salud en Panamá Oeste, Kevin Cedeño, se unió a las voces que llaman a prevenir el cáncer de mamá. La enfermedad en 2019 provocó la muerte a 41 mujeres en esta provincia, dos más que en el 2019.

Cedeño indicó que acudir a los controles ginecológicos anuales es una manera de prevenir la enfermedad o detectar en etapas tempranas el cáncer de mamá, pero también otros que afectan a las mujeres como el cérvico uterino.

Sin embargo, indicó que 10 mujeres que acuden a verse con un ginecólogo en la región, tres lo hacen por “sospecha de cáncer”. La mayor consulta es de mujeres embarazadas.

De hecho, indicó que estas consultas se dan más en los centros de salud y en las policlínicas de la Caja de Seguro Social, porque corresponden a la atención primaria. 

Para este mes en el Hospital Nicolás A. Solano y en los centros de Salud Magaly E. Ruiz se realizan mamografías, previa cita.

Posición de la Organización Mundial de la Salud

Los informes de la OMS indican que el pasado 2020 se diagnosticaron 2.3 millones de mujeres con cáncer de mama, de las cuales 685,000 murieron a consecuencia de la enfermedad.

Además, indicaron que 7.8 millones de mujeres con diagnóstico de la enfermedad en los cinco años anteriores seguían con vida, lo que lo ubica como el de mayor prevalencia en el mundo.

"El cáncer de mama afecta a las mujeres de cualquier edad después de la pubertad en todos los países del mundo, pero las tasas aumentan en su vida adulta", reveló el informe de la OMS", indicó el informe. 

Si te lo perdiste
stats