TVN plus En vivo

El tratado con Estados Unidos que pone en peligro la carne de cerdo nacional

Producción agropecuaria

La carne de cerdo es muy consumida por los panameños.
La carne de cerdo es muy consumida por los panameños. / Pixabay.

Ciudad de Panamá, Panamá/Mientras que la comercialización del cerdo nacional está prácticamente paralizada, más de 30 mil toneladas de carne del porcino entrarán al país este 2022, amparadas en su mayoría en el Tratado de Promoción Comercial (TPC) firmado entre Panamá y Estados Unidos, que hasta el momento no tiene visos de ser renegociado.

El 88% de la carne de cerdo que ingresará a Panamá obedece al TPC con Estados Unidos, un 10% al firmado con Canadá y un 2% corresponde a un tratado con Centroamérica, explicó Juan Guevara, presidente de la Asociación de Porcicultores de Panamá (APUP).

En el país existen alrededor de 7 mil 500 puestos registrados de producción porcina, donde hay una dependencia económica de aproximadamente 60 mil personas, 30 mil de manera directa y el resto indirectamente.

Un 30% de las importaciones corresponde a patitas y rabito de puerco, en un mercado donde el consumo de la carne de cochino pasó de 15 kilogramos per cápita en 2016 a una proyección de 37 kilogramos per cápita para este año.

A tres meses de que finalice el 2022, los porcicultores agrupados en la APUP, organización que concentra a más del 90% de los productores pequeños y medianos, estiman una producción total de 57 mil 608 toneladas métricas de carne de cerdo, cuando el año pasado fue de 53 mil 341 toneladas métricas.

Igualmente, detallan que el sacrificio de ganado porcino se proyecta en 686 mil 506 animales, cantidad que ha tenido que ser comprada casi en su totalidad por los programas gubernamentales de apoyo solidario.

Comprarán 5 mil cerdos para el Programa Panamá Solidario
Comprarán 5 mil cerdos para el Programa Panamá Solidario / Foto/Archivo

Aunque son conscientes de que una futura renegociación del TPC no avanza, Guevara afirmó que “nos estamos organizando para sugerir algunas otras medidas tendientes a minimizar los efectos adversos de las importaciones”.

En reiteradas ocasiones representantes de Estados Unidos han comentado que no renegociarán el tratado con Panamá, ratificado en diciembre de 2007, y que en el 2021 cumplió sus 10 años de periodo de gracia que contemplaba la protección arancelaria de varios productos panameños, entre ellos la carne de cerdo.

El TPC se negoció bajo la administración del expresidente Martín Torrijos (2004-2009) y en el momento de mayor importancia se dio la renuncia del entonces ministro de Desarrollo Agropecuario, Laurentino Cortizo Cohen, hoy día presidente de la República.

Cortizo Cohen fue reemplazado por Guillermo Salazar, quien actualmente bajo su administración funge como director del Instituto de Planificación para el Desarrollo, adscrito al Ministerio de Economía y Finanzas.

El TPC con Estados Unidos “fue una pelea de tigre suelto con burro amarrao”, no dudó en afirmar ayer el actual ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, en el programa de opinión Mesa de Periodistas.

En el sector agropecuario no se hicieron las correctas negociaciones”, indicó, al tiempo que señaló que en el tratado había una capacitación de comercio de más de 3 mil 500 millones de dólares, fondos que no llegaron al sector agropecuario.

El ministro del MIDA, Augusto Valderrama
El ministro del MIDA, Augusto Valderrama / TVN Noticias

Valderrama, a quien productores consultados lo definen proclive a dar manotazos sobre las mesas, afirmó que Estados Unidos negoció sin tener en cuenta las grandes asimetrías económicas que tiene respecto a los demás países.

Dijo que a través de la Cancillería se le ha solicitado a las autoridades estadounidenses que revisen los periodos de desgravación arancelaria de cuatro productos considerados como “sensitivos”, siendo ellos el arroz, los lácteos y las carnes de cerdo y de aves. En conjunto, estos productos aportan más del 60% del Producto Interno Bruto agropecuario.

Según lo pactado en el TPC, la desgravación arancelaria de esos productos, junto a la carne bovina deshuesada, maíz y concentrado de tomate, entre otros, empezaba, tal y como ocurrió, en el 2012, pero se dio un periodo de gracia que terminó en 2021.

Así se tiene que de un 90% en 2012, el arroz se desgravó este 2022 a 81%, para finalizar a 0% en el 2031, mientras que la leche en polvo, la leche fluida y los quesos pasaron de 50%, 60% y 30%, respectivamente, a 31.3%, 34.3% y 22.5% este año, para terminar, en ese orden, en 0% en el 2027, 2026 y 2028.

Por su parte, la carne de cerdo se estableció en 2012 en un arancel de importación de 70%, que este 2022 pasó a 31.1%, para llegar a 0% en el 2026, en tanto que los cuartos traseros de pollo, o muslo encuentro, bajan de 260% en el 2012 a 31.1% este año, para llegar a 0% en 2029.

Durante su intervención en Mesa de Periodistas, el ministro Valderrama dijo albergar la “esperanza de que Estados Unidos mire hacia el sur” y que “nos vean más como socios comerciales, socio político”.

Si te lo perdiste
stats