Panamá, entre los países más desiguales de América Latina

Ciudad de Panamá
Ciudad de Panamá

Panamá ocupa la quinta posición entre los países más desiguales de América Latina de acuerdo con el Banco Mundial.

El pasado mes de diciembre la institución actualizó su base de datos determinando que los cinco países más desiguales del mundo se encuentran en el continente africano, pero que Latinoamérica no se queda atrás y ocupa las posiciones siguientes: Honduras (6), Colombia (7), Brasil (8), Guatemala (9), Panamá (10) y Chile (14).

Para realizar esta medición se utilizó el coeficiente Gini en base a dos variables: el cero (perfecta igualdad) y el 1 (desigualdad total). En una reciente publicación BBC Mundo entrevistó al economista Germán Herrera Bartis quien señaló la necesidad de distinguir entre pobreza y desigualdad.

La pobreza se vincula con el ingreso medio de una sociedad. La desigualdad con la distribución. No hay una relación lineal entre ambos. Por eso se puede tener países pobres muy desiguales, pero también países de ingresos medianos o de altos ingresos, como Brasil o Estados Unidos, con altos niveles de desigualdad", indicó a Herrera Bartis.

Los porcentajes obtenidos de acuerdo con el coeficiente Gini fueron los siguientes: Honduras 53.7%, Colombia, 53.5%, Brasil 52.9%, Guatemala 52.4, Panamá 51.7% y Chile 50.5%

Panamá es una de las excepciones de la región en cuanto a la desaceleración económica, ya que el crecimiento promedio de nuestro país ha sido del 7% en los últimos años y el PIB aumentó más del 6% en el 2015.

Sin embargo, este ranking, en el que Panamá obtuvo un puntaje de 51.7, se hace evidente que existe una brecha que se abre entre los sectores más beneficiados por la economía panameña y que la realidad que se vive en las barriadas o en el interior del país.

Mientras internacionalmente se nos conoce como “la pequeña Manhattan” por los edificios altos, modernos centros comerciales y mega obras como la ampliación del Canal; un 25% de panameños vive sin servicios sanitarios, 5% carece de agua potable, 11% sufre de desnutrición y otro 11% vive en casas con pisos de tierra.