Panameños que estudian en Taiwán desean permanecer allí, según sus padres

Hablan los padres de estudiantes en Taiwán

La ruptura de relaciones entre Panamá y Taiwán mantiene preocupados a un grupo de padres de jóvenes que se encuentran en ese país cursando sus estudios.

La noche del lunes, el presidente de la República Juan Carlos Varela anunciaba al país en cadena nacional el establecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales con la República Popular China y por ende la ruptura con Taiwán.

Para China es importante tener de su lado a Panamá, no solo por ser el segundo usuario más importante del canal, sino también porque debilita la lucha de Taiwán en ser reconocido como nación. Ahora, solo quedan 20 países en el mundo que aún reconocen a Taiwán como un país.

A los padres de estos jóvenes no les interesa el tema diplomático, ni quién es mejor, Taiwán o la República Popular China. Para ellos la mayor preocupación es ¿qué va a suceder?

Miguel Vásquez, tiene una hija que cursa estudios en Taiwán desde hace un año.

La joven debe cursar cuatro años de la carrera de Agricultura Tropical, a través de una beca auspiciada por Taiwán.

Vásquez reconoció que la Cancillería se ha puesto en contacto con los estudiantes para consolidar datos, pero la situación no los conforta.

“Queremos saber si en la República Popular China va a haber homologación de las carreras, materias y años cursados por varios estudiantes” insistió Vásquez.

Por su parte Luis Taylor, padre de otro estudiante se unió a la preocupación del resto de las personas con hijos cursando estudios en Taiwán.

“Está la preocupación de cuál será el destino de ellos y los futuros planes”, sostuvo Taylor.

Piden más información al Gobierno para saber el panorama en el que deberán manejarse a partir de este momento sus hijos, quienes prefieren terminar los estudios en Taiwán.

Hoy los padres de todos los estudiantes en Taiwán se reunirán en la Cancillería para expresarles a las autoridades el sentir de los jóvenes, quienes “ya se han adaptado al sistema y la cultura taiwanesa”.

Sin embargo, para Pedro Santamaría el panorama es distinto, su hija decidió tomar estudios en ese país y debía marcharse en agosto próximo, ahora la situación cambió y no sabe cómo se solucionará.

En tanto, la Cancillería de la República de Panamá ha sido clara al manifestar que procurará darles “toda la estabilidad posible”.