TVN plus En vivo

Infiltración de la 'narcomafia' a la política panameña, un problema que debe atacarse 'rápido y con firmeza'

Violencia en Panamá

El exdirector de la PTJ, Jaime Abad, dijo que este no es un problema solo de las autoridades judiciales sino de todo el país, por lo que considera que se debe convocar a un diálogo.

Orígenes de la narcopolítica en Panamá

El exdirector de la Policía Técnica Judicial (PTJ), Jaime Abad, fue enfático en señalar que la relación entre la política y el crimen organizado es un problema que debe ser atacado con firmeza y rápidamente, protegiendo a los funcionarios judiciales, debido a que este problema es de vieja data y cada vez toma más fuerza.

Abad contó que el ingreso de la narcomafia a la política panameña se dio en los años de la dictadura con la disputa de los dos carteles de droga colombianos que firmaron un tratado de paz en un hotel de Panamá, custodiados por miembros de las Fuerzas de Defensa.

“Desde entonces todos los presidentes y gobiernos sucesivos han tenido un incidente con la narcomafia, en el cual incluso se dieron información de cheques por miles de dólares que fueron incorporados en las campañas políticas como donaciones a candidatos a la Presidencia, diputados y representantes”, manifestó.

Resaltó que lo que más le preocupa es la infiltración de la narcomafia a las más bajas esferas de la política. Reconoció que este es un fenómeno a nivel mundial que ha penetrado la estructura de países similares a Panamá.

Abad destacó que hay que tomar la experiencia de México y lo primero que se debe hacer es proteger a los funcionarios, creando fiscales y jueces sin rostros, además de una unidad policial de investigación sensitiva protegida, pero estas medidas deben tomarse temprano.

“Yo creo que este caso que se dio ayer rompe todas las alarmas y todas las señales, creo que como país tenemos que sentarnos a discutir cuáles son esas medidas urgentes, pero realmente eficaces, para proteger a nuestro primer anillo de investigación que son jueces y fiscales”, expresó.

Continuó diciendo que este no es un problema de las autoridades judiciales sino de todo el país, por lo que considera que se debe convocar a un diálogo con todos los actores para analizar “en qué carril del tren que se trepó México hace 25 años estamos ya trepados, qué podemos hacer, en qué estación nos podemos bajar para enderezar el rumbo”.

Para Abad, la cabeza puntal de cualquier plan es la inteligencia entendida como la información temprana muy preliminar de los grupos delincuenciales, sobre todo los de alto perfil violentos.

“En todos los partidos políticos hay maleantes… pero a mayor gracia son una ridícula minoría que nos pone a todos los panameños decentes en un riesgo de muerte. Entonces esa minoría dentro del Gobierno, del Ministerio Público, dentro de los particos políticos, dentro de la Policía hay que arrinconarlos porque aquí en Panamá todo el mundo sabe quién es quién”, puntualizó.

Posteriormente señaló que, “hay que ponerse los pantalones largos, y decirles: ya sabemos quiénes son, aquí están los mecanismos legales, los recursos logísticos y vamos a respirarles en el hombro. Eso es lo que hay que hacer, respirarles en el hombre, judicializarlos, ponerlos presos y segregarlos”.

Aseveró que hay que tener carácter y voluntad política, de lo contrario continuarán estos hechos.

Si te lo perdiste
stats