Barría y Spadafora dudan del arrepentimiento de Noriega

Aurelio Barria
Aurelio Barría, exdirigente de la Cruzada Civilista. / TVN Noticias

Continúan las reacciones ante las declaraciones públicas que dio el exdictador Manuel Antonio Noriega, donde pidió perdón y dijo que cerraba el círculo militar que lideró.

El exdirigente de la Cruzada Civilista, Aurelio Barría aseguró que la declaración del exhombre fuerte de Panamá deja las mismas interrogantes que se han tenido por 26 años, en relación con la muerte y desparición de personas durante la época militar.

Él hizo una declaración, pero no contestó en lo absoluto las preguntas que se le hicieron. Él tiene que hablar y proyectarse realmente arrepentido, dijo Barría en Noticias AM.

Agregó que el intento por conseguir una medida de casa por cárcel no cumplió su objetivo.

En esa línea indicó que él tiene que atender a su responsabilidad por los casos que tiene pendiente y que la ley es la ley para todos.

REACCIÓN DE CARMENZA SPADAFORA

En tanto, la hermana del doctor Hugo Spadafora, decapitado durante la dictadura militar de Noriega, emitió una carta en la que asegura que no cree en el perdón que pidió el exdictador.

Según Spadafora se salía a través de las cámaras su soberbia y la ausencia de arrepentimiento de Noriega y su petición de perdón es un chantaje para que lo envíen a su casa.

"Que diga dónde están nuestros muertos y desparecidos. Dónde está el Padre Gallegos. Dónde están Marlene Mendizábal, y Jorge Falconett. Dónde están los más de 100 muertos y desaparecidos. Así se pide perdón, diciendo la verdad, no diciendo hueca y desfachatadamente que se es “hijo de Dios”, indicó.

"Los arrepentidos, los humildes, los honestos, los que sufren, son hijos de Dios. Y a Noriega no lo veo en ninguno de esos grupos", agregó en la nota.

Ayer jueves, varias personas coincidieron en que el perdón de Noriega debió venir acompañado de información.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats