TVN plus En vivo

Advierten que Panamá requiere de políticas públicas en materia alimenticia

Pobreza y hambre

¿Qué ha pasado en Panamá con programas dirigidos a combatir el hambre?

Del 2018 a la fecha varios países, incluyendo Panamá, han tenido un retroceso o caída en el combate contra el hambre, indicó Leonor Calderón, exministra de Desarrollo Social. Esto, con respecto al reciente informe elaborado por Organización de Las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Para Calderón, no se trata de que los programas dirigidos a disminuir el hambre y los niveles de subalimentación hayan fallado, sino que desde entonces la caída económica empezó a ser más crítica y luego se agudizó con el tema de la pandemia por la COVID-19.

“Cuando las personas dejan de tener ingresos suficientes, la alimentación de las familias se afecta”, indicó.

Destacó que, hay un tema que ha fallado, a pesar de que hay nuevas iniciativas y es el programa inicial de transferencia condicionada.

Calderón dijo que, el programa de oportunidades tiene más de 10 años de estarse dando, y ha cumplido un rol para combatir la pobreza extrema, lo que es absolutamente indiscutible, pero tiene algunos elementos inconclusos que son necesarios completar y es el acompañamiento social.

También, hace falta el fortalecimiento de las instituciones y generar capacidades en lo local, “si nosotros solamente actuamos poniendo dinero en los programas, sin un acompañamiento adecuado y sin una generación de capacidades locales, que brinde verdaderamente ese acompañamiento a todas esas familias, atendiendo las necesidades de la población, estamos teniendo un problema”.

Calderón hizo referencia al Plan Colmena, que lleva adelante el gobierno, el cual a su juicio si no es acompañado con una generación de capacidades reales en el nivel local, para poder implementar todos los procesos de acompañar a las familias para lograr salir de núcleos de pobreza, esto será muy difícil.

Explicó que no necesariamente, la subalimentación es sinónimo de hambre, tiene que ver con niveles de desnutrición y alimentación inadecuada y paralelo a ello, en Panamá existe altos niveles de obesidad y obesidad infantil.

Panamá tendría, enfatiza la experta sobre este último punto, que avanzar rápidamente en el etiquetado de los alimentos que indique claramente el valor nutricional de estos productos, que en varios países de Latinoamérica ya se ha avanzado de manera importante. Destacó además, que la alimentación escolar es fundamental en las zonas de extrema pobreza.

stats