Dividir en dos el Seguro Social, ¿la alternativa para salvarla de la crisis?

Finanzas de la CSS Bloque 6

Expertos han planteado la necesidad de dividir la Caja de Seguro Social (CSS) en dos entidades, con las próximas reformas al fondo de pensiones: una que administre las jubilaciones y otra que ofrezca salud.

“Panamá es el único país del mundo que tiene un mismo director para salud y pensiones, y con ese sistema nadie puede hacer las cosas bien”, sostiene el exministro de Salud Carlos Abadía.

El actual titular de esa cartera, Miguel Mayo, ha reconocido en el programa Radar, de TVN Noticias, que el Gobierno tiene la “voluntad política” de arreglar el sistema, por lo que invitó a los expertos a “aprovechar la coyuntura” para promover las reformas.

“También hay voluntad social para arreglar (el problema) de raíz”, insistió.

El Ministerio de Salud espera que la comisión que estudia los cambios a los sistemas de salud públicos “trace la ruta” para el debate nacional sobre el tema.

Los conocedores han planteado que una vez divididas las funciones de la CSS, el Estado se enfoque en mejorar el sistema de salud primaria, abocado a la prevención y la descentralización de los hospitales.

“Prevenir un catarro es mejor y más económico que cuidar a alguien que tenga pulmonía”, reflexionó el exdirector de la CSS Juan Jované.

El exministro Abadía ha puesto de ejemplo, además, el proyecto de un hospital en Panamá Norte (en planes desde 2011, pero sin terrenos aún). “¿Qué vamos a hacer con ese hospital? Curar enfermos y no prevenir nada. ¿No sería mejor utilizar ese dinero para construir cuatro o cinco instalaciones cerca de la gente, y darles solución?”, insiste.

Mayo reconoce, por su lado, que es fundamental que el sistema primario sea capaz no sólo de atender a los enfermos sino los “determinantes sociales de las enfermedades: el agua, las escuelas”. Que una persona curada no vuelva al mismo entorno donde se enfermó.

Los expertos han coincidido en que fuera de la cuestión sobre el enfoque a la salud hay otra barrera que vencer de cara a los cambios: la apatía de los funcionarios de salud a trabajar en conjunto.

“No es fácil, porque en la CSS y el Minsa existe la idea de que eso (cada sistema) es suyo”, dice Abadía. El ministro Mayo lo reconoce: “lo difícil es cambiar el pensamiento de los funcionarios, aun cuando hayan estudiado juntos y sean vecinos”.

El dirigente de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal) Domingo Moreno ha instado también al Minsa a que al calor de estos cambios recupere su “fortaleza rectora” del sistema de salud.

Desde la CSS hay una visión distinta de las reformas, obligadas, entre otras cosas por el supuesto déficit al que se acerca del fondo de Invalidez, Vejez y Muerte.

“Tenemos que revisar los informes financieros de todos los fondos, para saber qué está pasando. Pero no podemos hacer reformas únicamente por los ingresos y egresos… debemos aplicar la creatividad”, sostuvo Isael Gordón, del Departamento Actuarial de la CSS.

El director, Estivenson Girón, no pudo atender la cita de Radar.

stats