TVN plus En vivo

Buscan relación entre herencia y estilos de vida en el desarrollo de cáncer de seno

 

Imágenes de un radiólogos realizando estudios para detectar células cancerígenas.
Imágenes de un radiólogos realizando estudios para detectar células cancerígenas. / Cortesía: Caja de Seguro Social.
Urania Cecilia Molina - Corresponsal digital
20 de octubre 2022 - 01:00

Panamá/Una investigación científica para determinar la relación que existe entre los genes que pueden llevar a generaciones de mujeres de una misma familia a padecer cáncer de seno y mantener estilos y hábitos de vida no saludables como un detonante de la enfermedad, realiza el Instituto de Ciencias Médicas de Las Tablas en la provincia de Los Santos.

 El director del Instituto de Ciencias Médicas de Las Tablas, Iván Landires, explicó que con este estudio, su grupo de investigadores, trata de encontrar cuáles son los determinantes de salud desde el punto de vista de estilo de vida y genéticos que puedan tener relación con el cáncer de seno en las mujeres panameñas.

 El estudio, el primero que se hace en Panamá según el conocimiento del investigador principal, Landires, quien también es médico genetista en el Hospital Joaquín Pablo Franco Sayas del Ministerio de Salud en Las Tablas, provincia de Los Santos,  es precisar, en primer lugar, cuál es la predisposición genética para desarrollar la enfermedad y si este cáncer es hereditario en la familia de las afectadas y si otras mujeres del grupo familiar podrían también ser portadoras de cambios genéticos hereditarios que las podrían predisponer al cáncer de seno de tal forma que puedan tomar medidas tempranas en su estilo de vida para prevenir su aparición o desarrollo.

El estudio también busca determinar si los estilos de vida no saludables (como son el fumar, uso de alcohol, obesidad, hábitos alimenticios, poco saludables) en conjunto con lo encontrado a nivel genético pueden ser detonantes en las mujeres panameñas para el desarrollo de cáncer de seno.

 La investigación se hará con la participación de voluntarias (mujeres) que superaron la enfermedad o que actualmente se encuentren en proceso de tratamiento de cáncer de seno. Las interesadas pueden contactar al investigador, Iván Landires, por whatsapp 6593-7727.

 “El estudio cuenta de dos fases de las cuáles, en la primera participan 42 mujeres”, indicó el médico.

 Importancia de la Investigación

 

La investigación, la cual se realiza con fondos de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), es el primero que se realiza en Panamá para conocer la interacción de causa-efecto que existe entre los factores genéticos y el estilo de vida en la manifestación del cáncer de seno, expresó Landires.

 "El estudio hace parte de la convocatoria de Misión en Salud de la Senacyt. Son estudios llamados por misión porque buscan resolver problemas específicos de la sociedad. En el caso particular de nuestra sociedad panameña el cáncer de seno es el cáncer más frecuente en nuestras mujeres y desafortunadamente no existen estudios previos de la genética y la herencia en relación con los estilos de vida en nuestro país”, señaló el investigador.

 Para Landires, la importancia de este estudio radica en que en la medida en que puedan resolver la forma en que funciona la relación herencia y decisiones (autoridades sanitarias) las apliquen como una medida de prevención, de manera que cada día sean menos las mujeres con esta enfermedad, dentro de las familias afectadas.

 Cáncer de seno, entre las principales atenciones del Oncológico

 El tumor maligno de mama es la principal causa de atención en mujeres en primer lugar, aunque no deja de afectar a varones en el Instituto Oncológico Nacional (ION). De hecho, el desglose de las cifras de atención entre los años 2018 y 2021 alcanzó las 6, 762 atenciones.

 Años con más casos

  • 2018: 835
  • 2019: 976
  • 2021; 989

En los ocho primeros meses de este año, según cifras del ION, por esta causa se atendieron 570 personas.

Las atenciones no es el único impacto de esta enfermedad, la cual detectada a tiempo, puede salvar vidas, sino también los decesos. Las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República revelan que en el año 2019 murieron 270 personas de cáncer de seno y un año después la cifra alcanzó los 273 defunciones.

 Provincias con mayores decesos 2019-2020

  • Panamá: 116 -137
  • Panamá Oeste: 39-41
  • Chiriquí: 32 -25
La unidad familiar es clave para los pacientes con cáncer.
La unidad familiar es clave para los pacientes con cáncer. / Pixabay.

Los estilos de vida

 El investigador principal, Landires, detalló que desde el punto del estilo de vida existen diversos factores que inciden en el desarrollo del cáncer de seno, como por ejemplo, la alimentación rica en enlatados, embutidos, comida chatarra, frituras, así como la ingesta de carnes porque se ha visto que en algunas partes que comer mucha carne roja y carnes procesadas como los embutidos incide en el desarrollo de algunos tipos de cáncer como el de seno, mientras falla el consumo de vegetales y frutas.

 Estudios internacionales también advierten que el consumo de alcohol y la obesidad como factores detonantes del cáncer de mamá en mujeres que tienen estas mutaciones genéticas.

 “Además de los estilos de vida también existen factores genéticos para el cáncer de seno. El punto de vista médico es qué existe una predisposición determinada en mutaciones en ciertos genes que podrían hacer que las personas desarrollen la enfermedad del cáncer de seno de manera hereditaria a través de las generaciones: nietas, tías, sobrinas, abuelas, bisabuelas, madres e hijas”, indicó el médico.

 Landires reiteró que el objetivo es poder estudiar los cambios genéticos (mutaciones o variantes genéticas) en genes de susceptibilidad para desarrollar la enfermedad, determinar si pueden ser hereditarios en las señoras que lo padecen en este momento o que ya lo padecieron y basados en esta información intervenir para que en la familia pueda haber mejores hábitos de estilo de vida, alimenticios y de salud física.

 “Tenemos casos de cáncer que aparecen en todas las generaciones. Hemos hecho estudios de árboles genealógicos con hallazgo en la población panameña donde hasta en tres generaciones consecutivas se ve claramente la herencia del cáncer de seno habiendo mujeres con este cáncer en todas las generaciones”, señaló el médico.

 Aclaró que cuentan con estudios preliminares que apoyan la hipótesis de qué muchos casos de cáncer de seno aparecen porque se heredan cambios genéticos asociados con hábitos no recomendables como fumar, trasnochar, no alimentarse sana y adecuadamente e incluso la exposición a ciertos contaminantes ambientales pueden llegar a detonar la enfermedad.

 También explicó que los genes con más predicción para desarrollar un cáncer de seno son el BRCA1 y el BRCA2, mutaciones que también pueden estar presente en la población de mujeres que desean estudiar, pero no son los únicos porque, en estudios de la región de América Latina, se han podido encontrar mutaciones en otros genes como son ATM, CHEK2, TP53 y PTEN.

Clínica móvil para exámenes de mama.
Clínica móvil para exámenes de mama. / Foto cortesía

 Tiempo de desarrollo del estudio

 Conforme a su experiencia el investigador espera obtener dentro de cinco meses los resultados, desde el punto de vista genético y de herencia del cáncer de seno en las mujeres del país, lo que significaría para el sistema de salud, un mejor conocimiento de cuáles son los genes qué estarían relacionados con el desarrollo del cáncer de seno asociado con los factores de estilo de vida, lo que a su vez redundaría en mejores medidas de prevención de esta enfermedad como serían la asesoría genética y de mejora de estilos de vida de la población a través de políticas de salud pública adecuadas por parte de las autoridades de salud y tomadores de decisiones.

Landires, aclaró que tener una predisposición desde el punto de vista genético no es que se está condenada a padecer esta enfermedad o a no curarse si ya la tiene porque se puede tomar acciones del punto de vista de estilo de vida para tratar de disminuir el riesgo total del cáncer de seno; por eso la importancia de conocer el riesgo genético.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats