TVN plus En vivo

¿Qué está pasando con los productores de frijol en Chiriquí?

Agricultura en Panamá

Granos de frijol chiricano.
Granos de frijol chiricano. / Redes sociales del Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

Provincia de Chiriquí, Panamá/En las tierras bajas de la provincia de Chiriquí, especialmente en Alanje, unos 179 productores iniciaron este noviembre la siembra del frijol vigna, mejor conocido como “frijol chiricano”, a la espera de que el gobierno les cancele 15 mil 936 quintales, de una deuda pendiente de 1 millón 195 mil 215 dólares.

En marzo pasado los productores entregaron a las autoridades agropecuarias 22 mil quintales del grano, que ya fue distribuido y vendido a través del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) para los programas de solidaridad alimentaria, entre ellos las bolsas de comida del Plan Panamá Solidario y las agroferias, agrotiendas, agromercados y agrodistribuidoras.

De la cantidad entregada, el gobierno solo ha pagado hasta el momento unos 16 mil quintales, cuyo costo de producción está entre 46 a 50 dólares por quintal, informó Gabriel Araúz, presidente de la Nueva Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí.

El “frijol chiricano” es un cultivo de rotación que se siembra pasada la cosecha de arroz en secano y que ofrece empleo a latinos e indígenas que participan en la etapa de cosecha, de enero a febrero, por la cual reciben un pago de entre 18 a 20 dólares por quintal cosechado, de acuerdo con Araúz.

La cosecha se realiza de manera manual, luego de que un tractor ayuda a lo que los productores llaman “pisar” el grano, el cual revierte nitrógeno al suelo, alternativa agronómica para la temporada seca, además de que reduce la incidencia de malezas en los campos arroceros y cubre el suelo, evitando la erosión durante el llamado verano.

Este es un grano único, netamente chiricano, que no tiene competencia a nivel nacional o internacional”, afirmó Araúz, quien añadió que anualmente la producción es de aproximadamente unos 60 mil quintales.

Carlo Rognoni, director general del IMA, entidad que en su página web registra la compra del grano en 84.67 dólares el quintal, aseguró que hasta el momento se han pagado 454 mil 785 dólares correspondiente a 6 mil quintales del frijol chiricano tipo vigna.

El funcionario agregó que este lunes se refrendó un contrato por 1.1 millones de dólares, correspondiente a la compra de 15 mil 936 quintales del grano a los productores de Nueva Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí.

Como parte de los acuerdos efectuados por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) y el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) con asociaciones de productores de frijol chiricano, se adquirieron 38,879 quintales del rubro de primera a razón de B/.­75.00 por un valor total de B/.2,915,925.00”, sostiene por su parte una nota de prensa del IMA.

Agrega que esta producción fue adquirida durante este año a la Nueva Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí, a la Asociación de Agricultores de Arroz y Granos de Chiriquí, a la Asociación de Productores de Divalá y a la Asociación de Agricultores de Granos con Riego y Tecnología.

Respecto al refrendo de esta semana, Araúz recordó que solo el trámite del contrato demoró 77 días en la Contraloría General de la República, por lo que manifestó que en esta ocasión esperan que la burocracia gubernamental no sea tan lenta, pues los productores necesitan el dinero para cumplir con sus  compromisos.

Entiendo que el refrendo está en control fiscal de la Contraloría”, dijo una fuente del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, que pidió el anonimato.

El presidente de la Nueva Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí explicó que actualmente los productores se enfrentan a muchos inconvenientes, entre ellos el clima, por lo que les urge tener los fondos necesarios para continuar con la siembra del frijol.

Dijo que la mayoría de los que siembran este cultivo son pequeños productores que poseen cinco, 10 o 15 hectáreas, por lo que el impacto social de esta actividad representa uno de sus mayores sustentos.

En Panamá el sistema de comercialización del “frijol chiricano” es muy variado, generalmente de manera verbal, sin contratos escritos, de acuerdo con la información oficial.

Se indica que los productores ocupan diferentes canales de comercialización para que la producción de esta variedad de frijol vigna llegue a los consumidores nacionales, tales como la venta directa a supermercados, venta a intermediarios de supermercados o de empacadores, venta a camioneros- intermediarios.

Aunque Araúz cifra en un 95% la producción del “frijol chiricano” en la tierra de los indios Doraces, el IMA lo establece en 88%, detallando que el restante 12% se produce en las regiones de Las Minas y Santa Fe, ubicadas en las provincias de Herrera y Veraguas, respectivamente.

Añade que en estas áreas el frijol se comercializa en mazo y verde desgranado.

En el país también existen otras áreas potenciales para este cultivo, como lo son Cerro Campana y la comarca Ngäbe Buglé.

Los productores del “frijol chiricano” están actualmente aplicando una mayor transferencia de tecnología, toda vez que las nuevas variedades tienen mayor potencial de producción y mejor resistencia a las enfermedades.

Si te lo perdiste
stats