TVN plus En vivo

¿Variación del precio del gas podría impactar la promesa de bajar precios de la tarifa eléctrica en Panamá?

Para los empresarios de este sector la alternativa hubiera sido licitar nuevamente este bloque de energía, pero en licitaciones de menor plazo (10 años), de libre participación de todos los interesados y todas las tecnologías.

Según promesa del presidente Laurentino Cortizo el precio de la energía debería bajar de precio con esta nueva estrategia energética.
Según promesa del presidente Laurentino Cortizo el precio de la energía debería bajar de precio con esta nueva estrategia energética. / Pixabay
Julio César Aizprúa - Corresponsal digital
07 de junio 2021 - 07:29

Ciudad de Panamá/El tema echa chispas. Una inversión de 1,000 millones de dólares anunciada la semana pasada por el presidente Laurentino Cortizo para desarrollar una planta generadora de energía a base de gas natural, proyecto que desde 2013 estaba gracias a un cuestionado contrato en manos de la empresa NG Power, vuelve a encender el debate.

Los detalles de la transacción permanecen hasta el momento en una telaraña oscura, y solo se ha informado que, agrupados en el Consorcio Group Energy Gas Panamá, la empresa InterEnergy tiene una participación accionaria de 51%, el Estado panameño 25% y AES Corporation posee un 24%.

Aunque hay dinero público invertido en la ahora llamada Generadora del Gatún, la operación es calificada como una “transacción privada”, por Tito Sanjurjo, CEO de Group Energy Gas Panamá, en declaraciones a un medio local, al tiempo que un escurridizo presidente Cortizo se mantiene más allá de la penumbra.

Para justificar la participación estatal en dicha inversión, que se construirá en un periodo de entre 32 y 34 meses en isla Telfers, provincia de Colón, el mandatario aseguró vía Twitter que con la nueva planta a base de gas natural, junto a nuevos planes e inversiones, “la luz le va a costar menos a los panameños”, aseveración que es puesta a media luz, donde empiezan las dudas, por conocedores del sistema energético.

¿Es estable el precio del gas natural a nivel internacional?

El país no cuenta con producción de gas natural, por lo que el precio depende de condiciones y situaciones externas, afirmó Ramiro Troitiño, presidente de la Cámara Panameña de Generadores Hidroeléctricos (Capageh), quien agregó que el precio varía según la oferta y demanda que haya en el mercado internacional, pero también a situaciones puntuales que puedan ocurrir.

A manera de ejemplo, explicó que en febrero de este año el precio del gas natural se duplicó a raíz de las heladas en Texas, Estados Unidos, mientras que en los últimos 8 años ha tenido fluctuaciones.

Actualmente el 62% del precio de las tarifas eléctricas lo constituye el componente de generación, por lo que al precio actual del suministro de gas natural los precios unitarios establecidos en el contrato original de NG Power son más altos que el precio promedio de generación establecido en la tarifa actual, lo que vaticina que a los precios contractuales de NG Power “no bajarán la tarifa”, en opinión de empresarios consultados.

En medio de la incertidumbre que rodea la transacción, se desconoce si los actuales precios unitarios se mantendrán al autorizar la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) la cesión del contrato a Generadora de Gatún.

La concesión, que ahora asume el citado consorcio, fue otorgada el 30 de abril de 2013 bajo el gobierno de Ricardo Martinelli Berrocal a NG Power mediante una polémica licitación, con pliego de cargos especiales, exclusivos para gas natural, y que fue justificado por la Secretaría de Energía bajo el argumento del poco margen que existía entre la demanda y la potencia firme.

En ese momento 22 empresas se retiraron del acto de licitación, que fue modificado dos semanas antes, lo que dejó a NG Power como única participante, presentando una oferta desfavorable referente al precio del mercado spot (entrega inmediata) y precio de gas natural

Allí se licitó el mayor bloque de energía (550 megavatios) que se haya realizado a la fecha, para un periodo de 20 años, y solo contó con un participante que se comprometió a entregar el suministro requerido en el periodo del 1 de marzo de 2017 al 29 de febrero de 2036, sostiene la Capageh.

Hoy día, el organismo concluye en que de cederse este contrato (tal y como ha ocurrido), y construirse esta central, “tendremos una participación del gas natural en la matriz energética del doble de lo establecido y deseado en la matriz energética, adicionalmente la contratación del sistema sería 62% térmico y 38% renovable, cuando la producción de energía es 75% renovable y 25% térmica”.

Para los empresarios de este sector la alternativa hubiera sido licitar nuevamente este bloque de energía, pero en licitaciones de menor plazo (10 años), de libre participación de todos los interesados y todas las tecnologías.

Esto, toda vez que desde aquel abril de 2013 el tiempo transcurrió y no hubo visos de empezar la construcción de la planta generadora, lo que demuestra que NG Power no tenía la capacidad para llevar a cabo este proyecto, y mucho menos para cumplir su compromiso de suministro de energía.

No obstante, la empresa continúo teniendo la concesión que ahora pasa a manos del Consorcio Group Energy Gas Panamá, donde el Estado mantiene un 25%.

Gremios como la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) ven con buenos ojos que el Gobierno inicie un proceso de planificación integral del sector eléctrico, aunque advierten que este debe darse de manera competitiva en precio y calidad, en una generación más limpia y barata, al igual que en inversiones millonarias para robustecer el sistema de transmisión, la generación de empleo y una masiva electrificación en las áreas rurales con necesidad energética.

En parecidos términos se pronunció la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, quien solicitó que se vele por los mejores intereses del país, atendiendo a las características del mercado actual que garantice un mejor precio de la energía.

La Cámara de Comercio exhortó a las autoridades a mediar entre las empresas negociadoras de esta cesión para que se dé una modificación en el precio y balance económico del sistema al momento de enmendar los contratos y que este se ajuste a la realidad actual.

De no lograrse este objetivo, los empresarios estiman que “debería llamarse a una nueva licitación en materia de energía que contemple una amplia participación en el marco de reglas claras y acorde al momento que se vive en el sector en 2021”.

El presidente Cortizo aprovechó el acto de cesión del contrato de NG Power al Consorcio Group Energy Gas Panamá para anunciar que se mantienen las negociaciones para la compra de la Hidroeléctrica Bayano, la más grande del país, en donde todo parece indicar que también hay que encender la luz.