TVN plus En vivo

La vida de Rubén Blades bajo el lente de Abner Benaim

El documental "Yo no me llamo Rubén Blades" estrenó este jueves 30 de agosto en cines panameños.

Cartel del documental "Yo no me llamo Rubén Blades".
Cartel del documental "Yo no me llamo Rubén Blades". / Facebook/Abner Benaim

“Yo no me llamo Rubén Blades”, el nuevo documental del cineasta panameño Abner Benaim, es un retrato de la carrera del cantautor y un espacio para aclarar aquellos rumores que le han rodeado por décadas.

La producción, tildada por su personaje principal como un “testamento”, brinda un repaso de la nutrida vida profesional del panameño: plasma el paso de Blades por la Fania Records, sus numerosas composiciones con “análisis, reflexión y pausa”, su marcha por Hollywood y no omite su incursión a la política con el Movimiento Papa Egoró.

Yo no me llamo Rubén Blades”, en las salas de cine del país desde este jueves 30 de agosto, inicia por una faceta familiar del cantante de 70 años para el público: sus presentaciones con la orquesta de Roberto Delgado.

El escenario es el Coliseo de Puerto Rico, a total capacidad, donde las composiciones de Blades se mezclan con los gritos de los fanáticos boricuas. Su música es accesible a todas las clases sociales y edades, donde jóvenes y adultos corean a todo pulmón las letras de “Pedro Navaja”, "Plástico", "Pablo Pueblo" o “Ligia Elena”.

Esa escena inicial es solo un tentempié del recorrido del documental por la carrera de Blades. Benaim nos acerca con este nuevo trabajo a “un Rubén que pocos han visto”, como comentó el director en una entrevista el pasado 9 de marzo a TVN-2.com.

“Necesitaba la aprobación o el aplauso para sentirme mejor sobre mi persona. Más que la aprobación, era la prueba que tenía razón, que creía podía competir con cualquiera y ganar”, es una de las primeras frases de Blades en la producción sobre su vida.

El impacto y significado de sus letras también son analizados por otras personalidades de la música, cercanas a Blades, entre ellas Residente, Gilberto Santa Rosa, Paul Simon y Sting. “Tiene un gran corazón y se siente en su música. Te toca”, dijo Simon.

Para esta producción, el cineasta siguió por dos años al cantautor en Panamá, en distintos puntos con su gira musical y en Nueva York, su segundo hogar.

El director, fanático confeso de las letras de Blades, espera que el público pueda con "Yo no me llamo Rubén Blades" conocer “un poco más de cerca” al cantautor, y se eliminen aquellas percepciones basadas en poca información.

El documental de Benaim ganó el premio del público del Festival SXSW en Austin, Texas (EEUU) y cerró la séptima edición del Festival Internacional de Cine de Panamá en abril pasado. El largometraje estrenará hoy en salas de Centroamérica y desde mañana, en México.

El oriundo de San Felipe ha llevado su vida por distintos caminos, todo por el temor a morir joven como revela en el filme, y “Yo no me llamo Rubén Blades” es ideal para comprender más su inspiración, decisiones y personalidad.

stats