Altercados en audiencia contra Martinelli

Altercados en audiencia contra Martinelli / TVN Noticias

Mientras la sociedad civil espera un resultado concreto de las investigaciones seguidas al expresidente de la República, Ricardo Martinelli, por la compra de comida deshidratada con supuestos sobreprecios a través del extinto Programa de Ayuda Nacional (PAN), se siguen presentando y atendiendo incidentes y recursos que lejos de esclarecer los casos, lo que provoca es dilatación.

Un ejemplo claro es la audiencia realizada hoy en la que se tomaron dos días para decidir si era nula o no la documentación de las cuentas bancarias de Martinelli que fueron incorporadas en este expediente.

Antes de que el juez Mejía rechazara el incidente de los abogados de Martinelli, se originó un duelo de palabras entre los que defienden al exmandatario, el fiscal y el juez de Garantías que es el que toma las decisiones.

Todo inició cuando el fiscal de la Causa, Oydén Ortega, defendió la investigación realizada en la cual buscó información de los bancos locales relacionada con la cuenta de las empresas a quienes se les adjudicaron contratos para la compra de comida deshidratada durante el pasado gobierno.

Ante esta investigación, el defensor del exmandatario, Sidney Sittón, solicitó durante la audiencia al magistrado juez de Garantías, Jerónimo Mejía, permiso para aportar elementos que “no guardaban relación con lo expuesto por el fiscal”; sin embargo durante sus explicaciones señaló que Ortega había girado una nota al director de la Unidad de Análisis Financiero (UAF), en la cual solicitaba la certificación autenticada de los movimientos de transacciones sospechosas realizadas por Martinelli, en sus cuentas bancarias y actividades financieras, lo cual había generado que se “cerrarán líneas de crédito a favor del expresidente en varios bancos locales”.

Estos alegatos molestaron al magistrado juez de Garantía, quien manifestó que no tomaría en cuenta sus explicaciones, porque ya había tomado una decisión y debía aprovechar el tiempo que se le brindó para entrar en nuevos detalles del caso, decretando así un receso para definir finalmente ante la solicitud de nulidad de la investigación.

A su salida del receso, Sittón manifestó a los medios de comunicación su inconformidad y molestia, tildando al fiscal Oyden Ortega de “mentiroso descarado”.

Según el abogado defensor de Martinelli, Oydén no tuvo la capacidad de defensa, porque en el sistema oral no se pueden leer los argumentos, “lo que demuestra una discapacidad y dislexia profunda”.

Esto produjo que Sittón se retirara de la audiencia, mostrando su malestar, por lo que el resto de los abogados defensores del expresidente continuarían representando a Martinelli, mientras el magistrado juez de Garantías tomaba la decisión.

La defensa del exmandatario y diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), solicitó la nulidad de la investigación; sin embargo, debían presentar por escrito la documentación donde piden que se anule las diligencias que practicó el fiscal de la Causa, Oydén Ortega, en relación con cuentas bancarias para la compra de alimentos secos por 45 millones de dólares.