TVN plus En vivo

El matrimonio igualitario divide opiniones de los panameños

Bloque 1: Matrimonio igualitario, tema de interés nacional / TVN Noticias

Las declaraciones del presidente de la República Juan Carlos Varela y la vicepresidenta y canciller Isabel Saint Malo de Alvarado, sobre la unión entre las personas del mismo sexo, abrieron el debate sobre un tema que en pleno Siglo XXI sigue dividiendo las opiniones entre los panameños.

Para los especialistas que participaron en el programa Radar de este domingo 23 de abril, el tema es sensible y debe ser abordado en el marco del respeto.

Recientemente el país conocía el punto de vista de Saint Malo, que en su cuenta de Twitter se mostró a favor de la unión entre las parejas del mismo sexo.

Días después, el mandatario opinaba al respecto y dejó entrever su posición con relación a los derechos civiles de los homosexuales.

Yo en campaña hablé muy claro de lo que son los derechos civiles y de evaluarlo, no lo que es la unión como tal ante un juez; pero sí los derechos civiles que le permitan ver temas patrimoniales, poder heredarse, poder compartir sus bienes", Juan Carlos Varela

Matrimonio igualitario, el concepto

Para el abogado internacionalista y defensor de los derechos humanos Iván Chanis, este es un tema importantísimo que afecta a muchos panameños.

"Estamos hablando de un grupo de la sociedad panameña al que no se le reconoce los derechos fundamentales. Es un tema de derechos, de igualdad ante la ley", recalcó el jurista.

Según Chanis, Panamá es un estado democrático y por ende, debe respetar el derecho que cada persona tiene, su libertad, igualdad, y dignidad humana. "Parte de la realización como persona es gozar de esos derechos", reiteró.

Incluso, dijo que accesar al matrimonio es "un derecho civil fundamental" y en Panamá "hay una población [lesbianas, homosexuales, transexuales, bisexuales, etc] que por años han estado en desventaja frente a otros".

Opiniones divididas

Por su parte, la abogada de familia Corina Cano dijo que no es un derecho humano, porque en fallos recientes del Tribunal de Derecho de Estrasburgo, "no existe el matrimonio homosexual".

"El matrimonio es una institución jurídica importante", manifestó Cano.

Sin embargo, señaló que hay que regular aspectos, porque "no podemos salirnos de lo que dice la Constitución Nacional" y para hacer cualquier cambio al respecto se requiere modificar la Carta Magna.

Mientras, el doctor Daniel Pichel indicó que la Declaración de Estrasburgo dejó claro que el matrimonio no es un derecho humano elevado al nivel de la Declaración Universal, pero "sí es una institución civil regulada por cada Estado, y eso es lo que se está queriendo hacer en Panamá".

Ejemplificó que hay parejas del mismo sexo que conviven por años en mutuo acuerdo, pero el día que uno de los dos muere, el sobreviviente no tiene derechos a los beneficios, ni siquiera a tomar decisiones por algo de vida o muerte.

"Yo estoy de acuerdo que el nombre que debe darse es de unión civil, pero si vamos a darle prioridad a los derechos esa unión debería existir", sentenció Pichel.

Un tema separado de la religión

Tanto a Pichel como a Chanis les preocupa meter la religión en temas de Estado, pues consideran que cuando se habla de la legalidad civil, los derechos no pueden estar supeditados a la moral cristiana,

"Tenemos que tener claro que Panamá tiene que ser un Estado Laico, donde todo el mundo tenga derecho a practicar la religión que quiera, pues no debemos permitir que conceptos religiosos participen en las decisiones de Estado, civiles y legales", indicó Pichel.

Para el excanciller de la República Jorge Eduardo Ritter, ante posiciones divergentes "es indispensable que en esta materia se separen los asuntos religiosos de los jurídicos. Alejar de las discusiones legales, jurídicas y políticas los discursos religiosos, porque las contamina".

Respeto a la Constitución

En torno a los dos recursos de inconstitucionalidad al Código de la Familia, que esperan fallo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Cano dijo que las personas del mismo sexo que fueron a casarse a otros países

"incurrieron en fraude a la ley".

¿Buscas una ley para celebrar un acto jurídico y pretendes hacerla valer en Panamá?, se preguntó Cano.

En este sentido, el abogado Ernesto Cedeño explicó que "siendo ciudadano panameño sabes lo que dice la Carta Magna y te vas a casar a otro país y decides tratar de inscribir ese instrumento, que es prohibido en Panamá y tratas de originar que se cambie la doctrina constitucional, porque quieres imponer una decisión acatada afuera, en fraude de nuestra estructura jurídica".

¿Cómo se prevé el futuro?

Para Chanis, sea positivo o negativo, el debate que se está generando en torno al tema es un avance y debe seguir "el diálogo respetuoso, porque respetando la diversidad vamos a encontrar la paz".

En tanto, Cedeño indicó que de darse un proceso de reformas a la Constitución, entonces debe ponderarse si son convenientes esas modificaciones.

stats