¿Qué ha pasado con los independientes en Panamá y Latinoamérica?

Política en Panamá

Tribunal Electoral
Tribunal Electoral / TVN Noticias

La candidatura por libre postulación surgió como una alternativa y oportunidad para aquellos ciudadanos que no estaban ligados a partidos políticos para participar de las elecciones a cargos populares, pero existen casos de éxito en que exmiembros de colectivos han usado esta vía para lograr el poder como ha sucedido en Colombia y México.

En Panamá, la figura que fue impulsada por Juan Jované, a quien en su momento se le negó la oportunidad, vio la luz en el 2009 con Yanibel Ábrego que una vez en la Asamblea, rápidamente pasó a formar parte de las filas del partido Cambio Democrático, posteriormente en el 2014 Ana Matilde Gómez conquista una curul por esta vía, y para el 2019 el impacto fue tal que los candidatos a diputados tomaron posesión de cinco curules, lo que permitió la creación de una bancada independiente.

Conformación de la Asamblea Nacional 2019.
Conformación de la Asamblea Nacional 2019. / TVN Noticias

En la última elección, sin duda la figura tomó relevancia, al punto que el excandidato presidencial por la libre postulación Ricardo Lombana, obtuvo 368 mil votos por detrás de Rómulo Roux y el actual presidente Laurentino Cortizo, mientras que Juan Diego Vásquez se convirtió en el diputado más votado a nivel nacional sin contar con una estructura partidaria.

Sin embargo, tres años después, y luego de una fuerte lucha de los independientes para tener mejores condiciones ante los candidatos de partidos políticos, miembros de colectivos han decidido presentar sus documentos para ser pre candidatos presidenciales y legislativos por la libre postulación, dejando en desventaja a quienes no cuentan con recursos ni estructura partidaria.

La primera en hacerlo fue la diputada del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Zulay Rodríguez, quien presentó los documentos en el Tribunal Electoral para aspirar a la Presidencia por la libre postulación, pero sin renunciar al partido oficialista. Al cuestionársele sobre por qué no renunciaba al colectivo, Rodríguez prefirió atacar a los del PRD que ella considera tienen secuestrado al país.

“La libre postulación te permite ser miembro de partido, eso está en el Código Electoral y yo tengo que estar en mi curul porque si yo renuncio a mi curul no puedo seguir haciendo denuncias”, aseguró Rodríguez.

Para el doctor Eduardo Ritter, el impacto de la libre postulación en las últimas elecciones fue una magnífica experiencia para la democracia panameña, pero ahora los propios militantes de los partidos políticos se están encargando de desvirtuarla, porque al participar simultáneamente como candidato independiente y como candidato de partido "están negando la naturaleza de la candidatura por libre postulación".

Luego de Rodríguez, el expresidente Ricardo Martinelli, que también es fundador del partido Realizando Metas, sorprendió a todos con sus intenciones de también ser candidato por esta vía, sin embargo, sus aspiraciones duraron muy poco, pues para el sábado en la mañana se había retirado.

Pero el desfile de miembros de partidos que apuestan por la libre postulación continuó, al Tribunal Electoral acudió la vicepresidenta del Frente Amplio por la Democracia Maribel Gordón para presentar sus documentos y enfilarse en la larga lista de aspirantes.

El exministro de Comercio e Industrias y miembro del Panameñismo Melitón Arrocha, también se acercó al Tribunal Electoral a presentar sus documentos para solicitar ser precandidato a la Presidencia, sin renunciar al partido.

Qué dice la legislación panameña sobre esta situación

El panorama no es muy claro, pero según el artículo 365 del nuevo Código Electoral, de la Ley 247 del 22 de octubre del 2021, “todos los ciudadanos, estén o no inscritos en partidos políticos, podrán firmar en respaldo a una nómina que se postule por libre postulación, sin que esta firma acarree la renuncia tácita del partido en que estuvieren inscritos (...)”.

Pero, además, en el artículo 370 dice que las nóminas inscritas por la libre postulación podrán ser postulada, con previa autorización por los partidos políticos.

"El mal, el pecado original viene desde la Ley que aprobó la Asamblea de Reformas Electorales que no fue el proyecto que se consensuó en la Comisión Nacional de Reformas Electorales, sino fue lo que los diputados después hicieron con él" — Jorge Ritter - politólogo.

Entre los casos mencionados, también podemos citar el de la exdiputada Katleen Levy que llevó sus documentos al Tribunal Electoral para ser una de las posibles pre candidatas a la Presidencia como independiente, pero aclaró que antes ya había renunciado al colectivo por el cual fue electa en el 2014, alegando que hay "Presidentes de partido poniendo candidatos de a dedo en los distintos cargos".

Ante esto, Ritter señaló que no se opone a que exmiembros de partidos se valgan de la candidaturas independientes para participar a elecciones de cargo popular, como ocurre en el caso de Levy y en otros países donde no pertenecer a un partido político es requisito para este tipo de aspiración, no obstante, en los casos que quieren libre postulación y continuar en el partido, desnaturaliza la libre postulación.

El consultor político colombiano Gustavo Gaitán Torné, coincide con Ritter en que la situación desnaturaliza el juego político, por lo que la legislación no debe permitir ese doble juego, ya que, si se acepta la incursión de independientes, estos deben tener las mismas garantías y derechos que los candidatos de los partidos.

"Eso de doble militancia está prohibido en la mayoría de los países" — Gustavo Gaitán - consultor político

Calificó de positivo el hecho de que Panamá esté optando por candidaturas independientes porque se oxigena la democracia, pero sí habría que tener cuidado con la legislación que la regula, ya que, "hecha la ley, hecha la trampa".

Candidaturas fuera de partidos políticos en América Latina

Países como México, Chile y Colombia también contemplan esta figura como una opción para quienes no desean inscribirse en un partido político y participar del ejercicio electoral, al igual que en Panamá, quienes apuesten por esta vía deberán recolectar un porcentaje de rúbricas de acuerdo al padrón electoral.

En el caso de México que establece claramente que los candidatos independientes no estarán afiliados a ningún partido político, Jaime Rodríguez Calderón, quien fuera militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), renunció a este colectivo en el 2014 para participar como candidato independiente a la gobernación de Nuevo León por el cual salió electo en el 2015.

Posteriormente, en el 2017, se acogió a una licencia para correr por el cargo de Presidente en las elecciones federales que se realizaron en el 2018, sin embargo, en este caso, Rodríguez Calderón quedó de último en los votos obtenidos.

Mientras que en Chile, para las elecciones del 2021 se estableció qué: "los candidatos independientes, en todo caso, no podrán haber estado afiliados a un partido político dentro de los nueve meses anteriores al vencimiento del plazo para presentar las declaraciones de candidaturas, es decir, no encontrarse afiliado al lunes 23 de noviembre de 2020".

En el caso de Colombia, que no contempla los términos "independientes" o "libre postulación", y en su lugar habla de candidatos de "grupos significativos de ciudadanos" y "los movimientos sociales", que según Gaitán, podrían equipararse al de candidatura independiente, ya que, así se consideran a aquellas que no surgen de los partidos o movimientos inscritos en la autoridad electoral.

Explicó que existen casos donde miembros de partidos no comparten la disciplina interna o no ganan las primarias de los diferentes cargos y deciden postularse por firmas, como fue el caso del expresidente Álvaro Uribe, quien antes de llegar a la Presidencia como independiente, perteneció al Partido Liberal Colombiano y posteriormente fundó el partido Centro Democrático.

De igual forma, en las recientes elecciones, el exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández, candidato independiente a la presidencia por la Liga de Gobernantes Anticorrupción, logró la segunda vuelta en la que se enfrentó con el hoy electo Gustavo Petro, obteniendo el 47,31% de los votos.

Tanto en el caso de México como Colombia, exmiembros de partidos políticos se han valido de la figura de 'independientes' para lograr cargos de elección popular, la pregunta sería si su pasado político y partidario pudo darles ciertas ventajas sobre independientes natos.

En el caso de Panamá, donde miembros de partidos políticos también están aprovechando esta vía, el consultor señala que "hay que ver si esa ley no tiene vicios que permiten a gente vinculada de los partidos a hacer parte del juego con una figura independiente porque eso sería como un disfraz".

Señaló que por lo general se establece que una persona puede ser considerado independiente luego de haber cumplido un periodo fuera de los partidos.

La libre postulación empieza a tomar fuerza por la antipatía de parte de la sociedad a los partidos políticos tradicionales y al mismo tiempo se convierte en una real amenaza para esos colectivos acostumbrados a monopolizar el poder político.

En Panamá, al cierre del periodo para presentar la documentación como aspirante a precandidato por la libre postulación, un total de 1,669 panameños se postularon para diferentes cargos de elección popular, de las cuales 35 han sido para Presidente, 458 para Diputados, 168 para Alcaldes y 1,035 para representantes.