Pese a esfuerzos del Estado los femicidios siguen en aumento

Violencia contra la mujer

Preocupa aumento de violencia contra la mujer

El aumento de la violencia contra la mujer ha llevado a una normalización del comportamiento, al punto de que también se están incrementando sus modalidades, lo que requiere una intervención no solo de las autoridades, sino de la comunidad, y las instituciones educativas para evitar que más mujeres sean víctimas de este delito.

Nelly Herrera, directora del Instituto Nacional de la Mujer (INAMU), indicó que es necesario analizar la ruta de atención de las mujeres que son víctimas de violencia, destacando que la mayoría de las mujeres fallecidas por violencia no contaban con boleta de alejamiento, quizás porque ya habían normalizado los golpes y no pensaron que sus vidas estaban en peligro.

"Vivimos en una sociedad violenta que ha normalizado la violencia", manifestó.

Para Herrera, es necesario hacer un diagnóstico sobre el papel que juegan los intervinientes como educación, salud, Ministerio de Gobierno, el INAMU, Órgano Judicial, y todos los que tienen responsabilidad sobre el tema.

Reconoció que desde el 2015 se han hecho esfuerzos e inversiones en materia de prevención, sin embargo, el tema de la violencia no ha disminuido, sino que ha aumentado lo que quiere decir que hay que analizar cuáles son los fenómenos.

Herrera diferenció entre la violencia que no tiene género, y el femicidio que es el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer, o sea, que el victimario entiende que la vida de la mujer tiene menos valor que el de otra persona y en sus manos está el derecho de asesinarla o no.

"El femicidio está de la mano con el machismo, con una cultura extremadamente machista donde se entiende a la mujer como un objeto o una posesión y ese es el mayor problema y es la base para partir de una connotación de lo que significa un femicidio", expresó.

Entre las herramientas que ha establecido el Estado durante la pandemia está la línea de emergencia 182, pero la falta de recurso humano para dar atención de forma debida es una de las grandes debilidades que tiene el INAMU. Por otra parte, el tema del brazalete electrónico ha tenido cambios con la entrada del Sistema Penal Acusatorio que ahora está bajo el paraguas del Órgano Judicial, lo que ha impuesto un vacío sobre quién ordena el uso del brazalete entre otras cosas.

Señaló que de nada serviría que el Estado invierta millones de dólares en brazaletes si no se tiene la estructura para realizar el monitoreo, algo con lo que no cuenta el Órgano Judicial, por lo que se debe articular un sistema que sea funcional y que de manera real pueda proteger de un asesinato a una mujer.

stats