Primera escuela de Campo Agropecuario en La Joya siembra arroz con técnica baja en carbono

Crean escuela agropecuaria en cárcel La Joya / Kelyneth Pérez

Con dos parcelas de arroz, una sembrada con una técnica baja en carbono para reducir el efecto invernadero y la otra tradicional, arrancó la primera Escuela de Campo Agropecuario que inauguró el Ministerio de Gobierno (Mingob), en el Complejo Penitenciario La Joya.

En este proyecto, con la supervisión rigurosa de técnicos del IICA, expertos de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Chile certificarán la cantidad de carbono en el cultivo con la técnica de Euroclima, versus la siembra habitual.

Janaina Tewaney Mencomo, ministra de Gobierno, recalcó que el Complejo La Joya se convierte en el primer centro penitenciario que se suma a este programa de Euroclima y todo lo que contribuya a “reducir el impacto del cambio climático y sus efectos en América Latina, promoviendo la mitigación y adaptación al cambio, la resiliencia y la inversión como lo es el proyecto de Euroclima, es recibido con los brazos abiertos”.

“Y es que el Gobierno Nacional que encabeza el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, desde el día uno de su administración, nos ha marcado el camino para que nadie se quede atrás. Eso es lo que hoy hacemos al tener a nuestros privados de libertad trabajando en este proyecto. Ellos se han convertido en la piedra angular de todos los programas de resocialización que impulsamos con la Dirección General del Sistema Penitenciario”, subrayó la titular de Gobierno.

El ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, expresó que Panamá le da un ejemplo al mundo, alineando esfuerzos para favorecer a población en reclusión con estas iniciativas donde la sociedad gana y adicional se brindan conocimientos del uso correcto del agua y recursos naturales, creando conciencia en la conservación del medio ambiente.

Mientras que Gerardo Escudero Columna, representante de IICA en Panamá, afirmó que se enseña a los privados de libertad a pescar, dándoles las herramientas a los jóvenes hombres y mujeres para que sepan seguir el paso del crecimiento de cualquier producto, es decir desde que se prepara la tierra, se siembra, se cuida hasta que se cosecha y se vende.

Chris Hornear, embajador de la Unión Europea en Panamá, resaltó que el respaldo europeo es para invertir en un futuro sostenible y que las personas que están privadas de su libertad al salir de prisión tengan oportunidad de trabajos y una economía verde, en la lucha contra el cambio climático.

Los privados de libertad Orlando Quintana y Marcelino Cáceres, quienes participan en la Escuela de Campo Agropecuario, agradecieron la oportunidad de ser parte del proyecto donde han aprendido técnicas de cultivo, riego de abono que es diferente entre las parcelas tradicionales y las namas, uso de herramientas, limpieza, entre otros conocimientos.

La iniciativa forma parte de un convenio general entre Mingob-IICA para impulsar la cooperación técnica, mediante la promoción del desarrollo de cultivos realizados por las personas privadas de libertad en los diferentes centros penitenciarios a nivel nacional, en donde exista el espacio adecuado que les permita incorporarse al conocimiento, practica y uso de tecnologías agropecuarias, a la vez le facilite su reincorporación a la vida civil de una manera proactiva y constructiva.