Impactantes sacrificios en gratitud al Cristo Negro de Portobelo

Las muestras de devoción al Cristo Negro de Portobelo

Las manifestaciones de fe, sacrificio y gratitud a favores recibidos o suplicas al Cristo Negro de Portobelo en la provincia de Colón, son realmente impresionantes cada 21 de octubre, cuando la población se reúne en este sector de la costa atlántica del país.

Personas que inspiradas en esa devoción a la imagen de Jesús de Nazaret, son capaces de lanzarse al piso para recorrer las calles de Portobelo, ya sea de rodillas, impulsados con las manos y pies, rodando, sobre su espalda y con cera caliente cayendo en su cuerpo.

Los visibles sacrificios no son nada para ellos, porque están inspirados en su fe y en la esperanza de que ese favor que tanto han esperado, ya sea para sanar una enfermedad, recuperar cosas pérdidas o simplemente sanar sus heridas espirituales, se cumplirán.

Cada año se puede percibir con menos intensidad las ofrendas corporales como muestra de devoción al Cristo Negro de Portobelo.

Favores recibidos

Narciso Ábrego, párroco de la Iglesia San Felipe de Portobelo, donde se encuentra la imagen del Nazareno, señaló a TVN Noticias que la penitencia forma parte de la práctica religiosa de la iglesia; sin embargo, se está tratando de llamar la atención, para que estos sacrificios no se conviertan en acciones exhibicionistas que no toquen el corazón o lleven a algún cambio.

Lo que yo realizo penitencialmente debe transformarme o mejorarme como persona”, enfatizó.

El sacerdote señaló que muchas personas asisten con devoción y se acercan para la confección, esperando sus milagros.

El párroco de la iglesia San Felipe, quien solo lleva dos años frente a esta congregación, manifestó que no existen registros contables de la cantidad de favores o milagros recibidos, ni una estadística precisa de los feligreses que asisten año tras año a esta celebración.

Hay bonitos testimonios y sería interesante tener un registro de todos. Igualmente de la participación de las personas”, acotó.

Según registros de las autoridades policiales, se estima que cerca de 50 mil personas asisten cada 21 de octubre al encuentro con el Cristo Negro de Portobelo.

Tradición

Por su parte, Fermín Garibaldi, del Comité Santuario de Portobelo, relató que el santo lleva todos los años “velas vestidas”, las cuales son hechas a mano con cera.

“El anda lleva 80 velas y se recogen año tras año toneladas en saco de cera de vela”, contó Garibaldi a TVN Noticias.

Según Garibali, se necesitan $5 millones para la restauración total del templo.

Hersilia Quintero, ha sido durante años una de las artesanas que con la ayuda de moldes y sus manos, da forma a las flores que lleva el santo que son confeccionadas con cera de vela.

"Hacer las flores nos toma un mes y hacemos como 4 pares con velas", relató Quintero.

Esta tradición data de varios siglos. La entrada de Sabanitas es el punto de partida de muchos creyentes.

Algunos llegan a la iglesia de San Felipe en Portobelo, después de transitar en auto más de 45 minutos, e incluso hacen su peregrinación con dos pasos hacia adelante y tres hacia atrás, lo que les hace tomar más de 7 horas de camino hasta encontrarse con la imagen del “Naza” como se le conoce.

Recorrido desde Sabanitas hacia Portobelo. Fotografía tomada de Google Map
Recorrido desde Sabanitas hacia Portobelo. Fotografía tomada de Google Map

Esta imagen ha llevado a que reconocidos artistas del mundo de la salsa como: Ismael Rivera, Celia Cruz, Pete “El Conde”, entre otros, fueran testigos de la conexión especial al Cristo Negro. Incluso llevó a que Ismael Rivera le compusiera un tema musical en su nombre “El Nazareno”.

Si te lo perdiste
stats