Cobre en Panamá: entre millonarias ganancias y reclamos por dividendos al Estado

El Contrato Ley 9 de 1997 establece que la minera debe pagarle al Estado un 2% sobre facturación, mientras que en Chile, por ejemplo, esta industria paga un impuesto corporativo de 27%, además de un impuesto minero de 5% a 14% sobre sus utilidades.

Depósito de concentrado de cobre en Minera Panamá.
Depósito de concentrado de cobre en Minera Panamá. / Cortesía
Julio César Aizprúa - Corresponsal digital
17 de mayo 2021 - 07:09

Ciudad de Panamá/Una parte de la alicaída economía panameña es sostenida por la energía que conduce un noble y a la vez polémico metal: el cobre. Durante el primer trimestre de este año el metal de color marrón rojizo lideró las exportaciones de bienes con un valor de 636 mil 593 dólares, superando a los de siempre: el banano y los productos no tradicionales.

Debido al dinamismo de esta industria, para este primer trimestre la empresa Minera Panamá, que adelanta el proyecto Cobre Panamá en Donoso, provincia de Colón, se apresta a desembolsarle al Estado 7 millones 694 mil 488 dólares con 69 centavos en concepto de regalías, un tema que enciende el debate en cuanto a los beneficios que debe recibir el país por la explotación de este recurso.

El Contrato Ley 9 de 1997 establece que la minera debe pagarle al Estado un 2% sobre su facturación, mientras que en Chile, por ejemplo, esta industria paga un impuesto corporativo de 27%, además de un impuesto minero de 5% a 14% sobre sus utilidades.

Lo que Minera Panamá paga al Estado es “poquito y escaso”, sostiene Isaías Ramos, biólogo del Centro de Incidencia Ambiental de Panamá (CIAM), entidad que se opone al modelo extractivo minero, alegando consecuencias negativas en términos ambientales, la carga desigual de costos y beneficios, el nulo desarrollo humano y social a largo plazo, aunado a la fragilidad y destrucción de los ecosistemas.

Opuestos a la opinión de Ramos, en la Cámara Minera están convencidos de que la empresa paga más del 2% al Estado. Uno de sus directivos, Zorel Morales, afirma que el aporte es superior, toda vez que esta contribuye con unos 583 millones de dólares en compras locales, además de que es fuente de 7 mil 500 empleos, que representan salarios por 290 millones de dólares, y paga a la Caja de Seguro Social 90 millones de dólares.

Nos contradecimos” al solicitar más gravámenes a la minera, apunta Morales, aunque para Ramos estos aportes, no así los montos, son los reglamentarios para todas las empresas que operan en el país. Amparándose en un informe de la firma Indesa, la vocería de la empresa indica que Cobre Panamá aporta a la nación mucho más que el 2% de regalías, con la contratación de más de mil 400 proveedores panameñas, aportando más de 580 millones de dólares anuales.

También se generan más de 39 mil empleos directos e indirectos, lo que representa un 2.1% de la ocupación del país, lo que genera un ingreso de 360 millones de dólares anuales”, sostiene la empresa, agregando que “sin la mina el desempleo del país luego de la pandemia llegaría hasta un 25%”, citando al economista René Quevedo.

El Estado panameño, siempre según la empresa, ha recibido un total de 22 millones 895 mil 771 dólares con 14 centavos que corresponden al último trimestre de 2019 y los tres primeros trimestres de 2020.

Recientemente confirmaron que fue aceptado el monto correspondiente al último trimestre de 2020 por un monto de 4 millones 461 mil 439 dólares con 98 centavos y se estará haciendo el pago en los próximos días.

Minera Panamá hace suyo el análisis de Indesa al señalar que esta industria es un dinamizador de la economía, dado que a raíz que la operación minera se generan unos $3,697 millones por las empresas que venden sus productos y servicios a Cobre Panamá. Esto representa el 4% de la producción total del país.

Cotizado actualmente en el mercado internacional en algo más de 4 dólares la libra, cuando a principios del 2019 apenas llegaba a los 2 dólares, los analistas apuntan a que el fortalecimiento del metal se debe a la recuperación económica de China y Estados Unidos, país en donde su presidente, Joe Biden, propuso invertir 2 billones de dólares en infraestructuras, de los cuales 620 millones estarían destinados a carreteras, puentes y autopistas, donde el uso del cobre es vital.

Aunque la producción de cobre en el país es ínfima si se compara con la de Chile, Perú, China y Estados Unidos, para este año se proyecta una producción total de 300 toneladas de concentrado de cobre, de acuerdo con Minera Panamá.

El concentrado de cobre también contiene oro, molibdeno y plata, aunque en menores cantidades, minerales que según la empresa son facturados y declarados al Ministerio de Comercio e Industriaspara el correspondiente pago de regalías. El contrato de concesión vigente hasta 2037, establece que Cobre Panamá puede recuperar cobre y otros minerales”.

Para la empresa, tener políticas claras y el respeto a las reglas establecidas, es vital para la atracción de más inversión extranjera directa como la de Cobre Panamá, que es la inversión más importante en el país con $6,700 millones invertidos.

A enero de 2021 en el país existían 14 concesiones mineras metálicas aprobadas, donde cuatro de ellas están en operación: Vera Gold, S.A. con concesiones en la provincia de Veraguas con concesiones de 141,67 y 110 hectáreas en el área de Cañazas, Minera Cerro Quema, S.A. operativa en un área de 63 hectáreas en el corregimiento de Flores, distrito de Tonosí, provincia de Los Santos; Minera Cañazas con un área de 30 hectáreas en Nombre de Dios y Viento Frío, distrito de Santa Isabel, provincia de Colón, y Minera Panamá S.A.

Debido a la nueva acometida de la minería en tierras panameñas, el Ministerio de Comercio e Industrias, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, inició este 6 de mayo un proceso de consulta para analizar la actividad, iniciativa que es rechazada por organizaciones ambientalistas que señalan que se parte del supuesto de que “esta industria tiene un enorme potencial para traer beneficios al país”.

El cobre vuelve a transmitir ganancias, y polémicas.

stats