Panamá: más de 4,000 personas mueren anualmente por enfermedades cardiacas

Salud en Panamá

Enfermedades cardiovasculares, la pandemia silenciosa

Las enfermedades crónicas no transmisibles como las cardiacas siguen en aumento, en especial en Panamá, Panamá Oeste y Coclé, aunque con menor incidencia. Esto preocupa a las autoridades de Salud que recomiendan a la población tener una vida saludable, hacer actividad física y alimentarse de la forma correcta.

El doctor Liberato González, cardiólogo de la Caja de Seguro Social, aseguró que las enfermedades cardiovasculares representan el 50% de las muertes anuales por padecimientos crónicos no transmisibles, lo que representa cerca de 18 millones de muertes anuales.

Sin embargo, pequeños cambios en el estilo de vida de las personas pueden reducir los riesgos de padecer de este tipo de enfermedades. Según González, las enfermedades cardiovasculares son una pandemia silenciosa que han ocasionado la muerte de miles de personas durante los últimos 10 años, indicando que, en Panamá, más de 4,000 personas mueren por estas causas.

Dijo que las más comunes son eventos cerebrovasculares o derrames e infartos cardiacos, por lo que se está siendo más enérgico, más costo efectivo al momento de implementar las políticas de salud dirigidas a evitar estas enfermedades.

“Hemos cambiado la estrategia, ya no alentamos a la población a esperar un dolor de pecho, a esperar que haya retención de líquidos o que se canse con facilidad. Hay que lanzar en la comunidad el cambio a una costumbre para buscar una atención preventiva”, indicó.

Recomendó a las personas atenderse de forma preventiva para detectar a tiempo enfermedades como la diabetes, hipertensión, una prediabetes, enfermedades relacionadas al colesterol, obesidad y sobrepeso. Y en caso de que la persona detecte que tiene un estilo perjudicial debe ir de inmediato a la atención primaria para identificar los factores de riesgos e intervenir de forma oportuna.

El doctor citó a la Organización Mundial de la Salud que indica que a nivel mundial hay 15 millones de muertes por enfermedades cardiovasculares en pacientes de 39 a 69 años, lo que calificó de “alarmante e increíble”, siendo este rango de edad la que concentra la población productiva de un país.

Sugirió a las personas hacer ejercicio cardiovascular, de resistencia, una alimentación saludable, no fumar, consumo moderado de alcohol y una revisión médica periódica.

Reconoció que las personas sí se están ejercitando más, pero actualmente están trabajando en el consumo del cigarrillo y el uso de cigarrillos electrónicos entre otros. Sin embargo, resaltó que hay que mejorar la alimentación y el consumo del alcohol, por lo que hay que tener estrategias más agresivas para realmente causar un cambio en las personas.

El doctor González señaló que el estrés influye en la evolución de cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, por lo que hay que tener una visión biopsicosocial, pero más allá de tener una actividad física es hacer una rutina cardiovascular porque no es lo mismo tener un movimiento del cuerpo tratando romper el sedentarismo, pero al establecer un programa con sugerencias cardiovasculares es lo que llevará a controlar la enfermedad detectada.

Resaltó el hecho de tener un Instituto Cardiovascular con un personal capacitado por lo que el país podría convertirse en un punto de referencia en la región en los próximos años. 

Si te lo perdiste
stats