Corte en la mira por caso Martinelli: ¿Se cumplirá lo dicho por el magistrado De León?

Sede de la Corte Suprema de Justicia de Panamá.
Sede de la Corte Suprema de Justicia de Panamá. / Redes sociales

El Pleno de la Corte Suprema de Justicia debe tomar una decisión que será recordada en la historia de Panamá y en el mundo del derecho. Decidir si mantiene o no la competencia del “caso pinchazos” por el cual es señalado el expresidente de la República, Ricardo Martinelli.

Todo empezó cuando se filtró a los medios de comunicación un proyecto de fallo del magistrado Oydén Ortega, que se mostraba favorable a quitarle la competencia a la Corte Suprema, de este emblemático caso por el supuesto delito contra la inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad.

Sin embargo, el magistrado juez de garantía en este caso, Jerónimo Mejía, daba las razones por la cual, la máxima corporación de justicia del país, debe mantener la competencia y destacó que lo expuesto por el magistrado Ortega “no tiene sentido”.

De acuerdo a Mejía, al momento que Ricardo Martinelli renunció a su condición de diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), “ya se encontraba acusado y el proceso radicado en la fase intermedia”.

El Pleno de la Corte Suprema de Justicia ya reconoció que tiene competencia genérica u objetiva para reconocer el proceso penal que se sigue contra el expresidente”, afirma Mejía en su respuesta al magistrado Ortega y en la cual le sustenta las razones por las cuales el proyecto de amparo no es viable.

Cuando todo el país esperaba que el jueves 29 de noviembre, los magistrados tomaran una decisión, anunciaron que no lo harían para enriquecer la iniciativa, que podría poner al expresidente Ricardo Martinelli, en manos de la justicia ordinaria.

El pasado jueves, fuentes judiciales informaron que en la reunión del pleno de la Corte, el magistrado ponente Oydén Ortega, presentó otro proyecto de fallo, distinto al que se dio a conocer en redes sociales.

El nuevo proyecto de fallo incluye modificaciones y además se tomaron en cuenta las observaciones hechas a Ortega por sus colegas magistrados Cecilio Cedalise, Luis Mario Carrasco y Abel Zamorano.

Un día después (Viernes 30 de noviembre) el magistrado fiscal en este caso, Harry Díaz pidió al magistrado presidente Hernán De León, que se tomara una decisión rápido, sino tendrían que pedir una nueva fecha para el juicio oral, que se espera sea el próximo martes 11 de diciembre.

De acuerdo a Díaz, en caso que el Pleno de la Corte no resuelva el amparo de garantía presentado por el abogado Luis Eduardo Camacho en fecha oportuna, se verá en la necesidad de solicitar una fecha distinta a la fijada por el Magistrado de Garantías, Jerónimo Mejía, para la realización del juicio oral.

Destaca Díaz que si el caso es enviado a la justicia ordinaria, solicita “que se mantenga todo lo actuado en acto de audiencia intermedia por parte de Mejía, en tanto que el “Principio de Trascendencia” es claro al indicar que no existe nulidad sin perjuicio”.

Finalmente llega el 6 de diciembre, fecha en la que deben discutir cuál será el futuro de este caso y donde solo hay dos vías: que la Corte lleve a cabo el juicio a Ricardo Martinelli o que el caso pase a manos del Sistema Penal Acusatorio de Panamá.

El Magistrado Hernán De León, ficha clave en este caso, pues su voto tiene gran peso, no estará en el Pleno, ya que se encuentra de licencia hasta el próximo martes 12 de diciembre.

La decisión está en manos de su suplente Secundino Mendieta y su voto favorable al fallo de Ortega puede convertir en realidad aquella frase que dijo la procuradora Kenia Porcell, que le manifestó el magistrado De León en su despacho: “El caso RM se va a caer, lo vamos a anular, lo vamos a tumbar”.

Si te lo perdiste
stats