TVN plus En vivo

Las últimas palabras de Noriega: 'no tuve que ver con la muerte de nadie'

Exgeneral Manuel Antonio Noriega está más cerca de irse a casa
Manuel Antonio Noriega cuando llegaba a la audiencia el 27 de enero de este año.

No fue en público. Tampoco en una entrevista a un medio de comunicación, mucho menos se sabe lo que habló con su familia. Las últimas palabras que se recordarán del exdictador Manuel Antonio Noriega, fueron las que dijo en una audiencia en el salón 1 de la sede del Sistema Penal Acusatorio de Panamá, el 27 de enero de este año.

Aquel día se llevó a cabo una audiencia ante el juez de cumplimiento Roberto Sánchez, para decidir dos de las cuatro medidas cautelares de casa por cárcel que se le dio a Noriega para ser operado de un tumor en la cabeza.

La medida cautelar de casa por cárcel que se le otorgó ese día, fue por las penas que cumplía Noriega por la denominada "Masacre de Albrook" y por el homicidio de Moisés Giroldi.

Por esa razón, el juez Roberto Sánchez permitió a los familiares de las víctimas hablar durante la audiencia.

Uno de ellos, Javier Tejada, hijo de uno de los 11 muertos en la "Masacre de Albrook", increpó a Noriega a esa audiencia.

"Para mí, es muy difícil hablar ecuánime. Represento a un hijo de 11 caídos por un tirano. Quisiera preguntar por qué ejecutó a 11 oficiales que no estaban de acuerdo con sus decisiones. Que deje la soberbia, tanto él como su familia, porque no era necesario asesinar. Si tiene el valor de decirlo, aquí estaré de frente para que lo diga", dijo Tejada al exdictador.

Luego, cuando el juez le dio el turno a Noriega, éste respondió de manera contundente a Tejada.

"Con mi corazón y bajo el nombre de Dios, no tuve nada que ver con la muerte de ninguna persona menos de Giroldi ni de Tejada. Bajo juramento de Dios lo digo, los amigos de Giroldi y Tejada fueron los que lo mataron, vayan a buscarlos a ellos. Que su odio o rencor se vaya contra ellos, los amigos de Giroldi fueron los que conspiraron contra él. Mi corazón está limpio. No se han atrevido a buscar a los responsables. Yo he venido aquí a enfrentar acusaciones. Nunca se me permitió dar indagatoria ni nada sobre los hechos acontecidos, fui juzgado en ausencia. Había una conspiración en mi contra y lo asumí sin cobardía. Hay personas escondidas bajo la amistad de Tejada. Sí existe un Dios que hace juzgar a los vivos y a los muertos. Gracias", fue la respuesta de Noriega.

Todo lo dicho en esa audiencia fue presenciado por abogados particulares, defensores públicos, fiscales y periodistas, presentes en el salón de audiencias aquel día.

Durante las audiencias, no se permite ingresar celulares, equipos tecnológicos, grabar audio ni video. Todo lo dicho, fue anotado con bolígrafo en papel por periodistas presentes ese día en la audiencia.

El único registro de audio y video de lo dicho por Noriega, lo guarda la Oficina Judicial del Sistema Penal Acusatorio de Panamá, que graba todas las audiencias en circuito cerrado.

Fue la última vez que particulares, periodistas y otras personas no allegadas a él, escucharon a Noriega hablar de los muertos de la dictadura que lideró.

Luego de las fuertes palabras y cumplir los respectivos trámites, el juez Sánchez concedió ese día la casa por cárcel a Noriega por los casos de Giroldi y la "Masacre de Albrook".

Al día siguiente, Noriega salió de la cárcel El Renacer. Fue operado el 7 de marzo pasado y estuvo recluido en el Hospital Santo Tomás hasta ayer 29 de mayo cuando falleció en horas de la noche.

Temas relacionados

stats